Tantos años
librando batallas
y aún tengo
heridas abiertas
que otros me han infligido,
oscuras laceraciones que
de otros tiempos he traído…
Tantos años
de lágrimas que se
derramaron pero desde el alma,
lloradas por no tenerte
como antaño supe,
aunque tu amor
allí entre mis alas no estuviese…
Tantos años…
¿Y por qué no pude amarte?
Tantas noches
han pasado solitarias
que a mi alma le parece
que no habrá otras,
sólo espacio infinito
Tantos años
y no hay nadie
que espere detrás de mi mirada,
nadie que encuentre
el mensaje que coloqué
dentro de la botella,
nadie, que al menos,
me ayude a dejar huellas…