¡Amotinémonos!

Si en nuestras manos recargadas
de sangre de héroes y de patria
existiera alguna chispa de revolución,
sería ésa misma empoderada
la que daría inicio al fin de la opresión

Hablando con las letras y no con las palabras,
el mismo fluir que nos caracteriza,
seamos más listos que las fieras
mejorando en lo que cada uno se especializa,
hablaremos todo lo que ellos quieran
mas no nos callaremos ante lo que ellos ridiculizan

El poder crea avaricia y ésta mortandad,
nos creen becerros criados en corral
sorprendidos con lo que nos pueden hacer, y lo harán
esperando a que comamos de sus manos, “total, no despertarán”

Estando así la vida vendida, ojos vendados, en el cora una herida,
querida nota vívida de mis sueños, cobra vida,
resurge en una batalla, atiende mi cuerpo, cura mi alma dolida,
aún quiero luchar en esta causa aunque no sé si ya está perdida,
pues es difícil criar guerreros cuando escasea la comida

Invertiré el poco tiempo que me queda
en dejar un mensaje a esta juventud,
el amor y la guerra se ven de la misma manera
mas el amor a la guerra no es rectitud,
pero si la rectidud es amor y no guerra
y la guerra es por amor, no importa cuán recto, sino la actitud.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas