Si piensas de veras amor
que todo en esta vida muere.
Amor verás que no.
Que el amor es eterno,
pues aunque huya
se siente en el aire que respiro,
y en las flores y los campos.
Se siente hasta en lo que no se siente,
para que nunca se vaya y siempre esté vivo.
Dale a tu amor fuego, amado mío
Y aunque lo abrases, amor perdido.
Verás como el amor renace,
como mecha que se apaga y luego se enciende.
Nuestro amor sigue encendido
¡Viva este amor y lo que conlleva!
¡Viva este amor y sus desgracias!
¡Viva tú, amor, mi alegría!