Nunca pensamos, jamas lo imaginamos que en tiempos de rebeldía y acción nuestro amor aparecería, no hemos olvidado el bogotazo ese día tan mundano, donde cientos de Colombianos juntos piensan darle fin al gran tirano. Liderados por el gran libertador Simón Bolívar quien en busca de libertad reta al malvado. Todos los hombres Colombianos siguen a Simón, el cual tiene un pensamiento muy feroz. No se trata de estrategia o armamento si no de su amada que lo espera con gran anhelo. Se trata de la hermosa Manuelita Saenz que con sus encantos tiene loco a nuestro gran salvador. El gran guerrero lejos de la batalla no deja de pensar en su fiel amada que con mucho cariño lo espera recostada en la almohada. Pero para Simón no es momento para pensar en eso ya que el esta en un momento muy tenso. Los españoles vienen con sus barcos y soldados y Simón con sus granjeros y albañiles. Una batalla dura y casi sin esperanza pero con espíritu y dedicación ganara la batalla. Pero este señor tiene otra inspiración y es que si gana muy pronto volverá a ver a su amada.