En los tiempos del covid, se apagan las miradas
Se apagan las sonrisas, se apagan las caricias
Pero gracias a tu amor, se encendió mi alma
Para pasar la más dura prueba que enfrento la humanidad

Sin llegar a intuir, que es la más grande historia de amor
Que existe entre dos seres creados por Dios
Si así lo entiendes te diré, este amor no va a decaer
Si lo explicas me dirás, un virus no nos va a derrotar

Prefiero contagiarme con tu amor
Que llene mis células con su virulencia
Y que no tenga prudencia de intoxicarme con tu amor
Y así poder morir feliz sin ninguna discusión

Si tu amor es un virus que me mate lentamente
Para disfrutar día a día y de repente
Cada dosis de tu virulencia
Y así con mucha paciencia, disfrutar de mi agonía

Mátame con tu mirada, mátame que más me agrada
Mátame con tu sonrisa, y no dudes ni un segundo
Infectarme con dosis de tu amor
Mátame que mi corazón, esparcirá tu virus
Por todo mi cuerpo con especial precisión

Si muero moriré contento, disfrutando cada momento
Si vivo, viviré feliz por cada día que muera a cada latir
Si tienes lo que estoy sintiendo, lo disfrutas a cada momento
Si muero y soy feliz, es porque estoy infectado de ti….

De Gustavo Ossa para Yesica Rojas