Amo extrañarte cada vez que no estás,
amo cada una de sus miradas que pinta de mil
colores la realidad,
amo sus tantas formas de amar,
amo cada una de sus ocurrencias;
su forma única de pensar, sus manías locas,
su imaginación que corre sin parar.

Amo cuando me mira con aquel misterio
que vuelve loca mi curiosidad,
amo sus efímeros enojos,
amo sus intentos de
indiferencia,
amo que desespere en la quietud de mi paciencia.

Amo nuestros intercambios de promesas,
amo que el tiempo a su lado sea paz,
amo su desafiante dulzura que derriba mis
muros con tanta facilidad.

Amo que irrumpa su sonrisa en medio del silencio
cuando mi mente viaja sin parar.

Amo mirarte cuando no me miras,
se anclan mis ojos en ti
y no dejo de pensar
que después de un beso suspiras,
amo ese momento
cuando cerca de mis labios te siento respirar.