ALMA PERDIDA

 

Con el corazón hecho trizas,

siempre me hundiste en tus dulces mentiras,

mi mente viviendo en un laberinto,

te fuiste como el viento.

 

Ahora digo: «soy feliz sin ti»,

y ya no te quiero cerca de mí,

la paloma vuela más que el ave fénix,

y al fin puedo asegurar que será muy feliz.

 

Los mares te hoy te invaden,

ojalá y siempre te acompañen,

porque mi sendero despejado

ya puedo ver y sentir a lo lejano.

 

Tarde es para regresar,

tarde para confesar,

tarde me has buscado

tarde me encontrarás…

Related Articles

Responses