¿Qué has hecho?
No he logrado entenderlo.
Aún no sé si es algo temporal o estoy realmente enamorado de ti.
Sólo sé que eres la niña más hermosa en mi mundo ahora;
¿Qué debo hacer? ¿Acaso puede esto florecer?
Honestamente no visualizo un futuro a tu lado, no sé si sea posible.
Hoy lo eres todo para mí, y tú apenas notas mi existencia, no soy lo suficientemente valiente para siquiera acercarme, pero, si no lo hago no tendré oportunidad de contemplar de nuevo aquella sonrisa tan hermosa, que aquella obscura y tenebrosa noche, ha conseguido superar mis espectativas sobre un concepto inconcreto de belleza.
Ahora solo espero por ver de nuevo esos ojos que me hicieron emprender un viaje más allá de de mis más profundos deseos, puesto que amo verte feliz más que a nada, y lucharé día con día para que esa felicidad perdure cada segundo del resto de tu vida.
Sin importar lo que deba o necesite hacer para conseguirlo; Lo que actualmente siento por ti va más allá de los confines más recónditos del entendimiento humano, si siquiera conozco tales fronteras, pensar en ello me causa un inconmensurable dolor de cabeza, tan solo me queda imaginar que se trata de conocimientos bastante superiores a los del límite del hombre.
Ahora sólo deseo me respondas una sola pregunta, ¿Podrías darme una oportunidad?