Alexa

En infinita prosa, gozo de constantes cambios…estoy feliz, triste, agonizo si en ti no pienso.

O quizás soy ingenuo, trémulo temple guardo sin apego.

¿Cómo seguir sin aquebrantarme?
Cuando el nupcial aura, alma y carne juegan en ti un papel importante.
Y he aquí, éste instante, crudo venidero.

Mangata, te acompaña mi valor, cansado, ansioso, voraz y adormecido.

El ayer inmarcesible alienta en mí la “búsqueda de tu consuelo”

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas