Sumergido
obstinadamente
una ambición necia, difusa
se derraman los trenes y el cristal se rompe
al fondo no queda nadie
sumergible
pendiente
se arrugan los pasos muertos
ya no hay comienzos
parece que el tiempo está quieto
no tengo finales
se precipitan
sin deseo
al participio a ras de suelo.

0