Ahora que el silencio dibuja
el espacio ínfimo que ocupa mi alma
ahora que estando sólo
puedo salir en busca de tus palabras.
Este espacio íntimo que me pertenece
se extiende en la noche
y traba con hilo fino sus voces
llamando al recuerdo en sus cantares.
Siento dolor en el aire que respiro
más no entiendo su pesar
levito y huyo al infinito, lejos
de esta negra y sucia pesadilla.
He puesto todo de mí en esta entrega
he errado y en la misma piedra caí
pero no fui culpable del desastre
ni tensé la soga que me decapitó.
Ahora que reina el silencio
dejo libre, mi libre pensamiento
vuelvo a tí, revoloteo sobre tu imagen
me dejo caer en tus instantes.
El espacio antes insuficiente
transcurre y se expande ante mí
nebulosa de astros brillantes
que siluetan en el universo tu nombre.
Ahora puedo ser en ensencia tuyo
puedes disponer de mi cordura
saciar tu hambre de mi
rodearme con tu frescura, tenerme al fin.
Ahora que todo está en silencio
qué puedo controlar mi devenir
ahora puedo ser tuyo, si quieres
ahora puedes presentarte aquí.
Prometo ser breve en la descripción
de lo que dichosa te convirtiera un día
de lo feliz que me hizo ese instante
en el que habito cada vez
que reina en mí…el silencio.

0