Acuerdo

Cuando sueño, la puta fatalidad deja de ser una razón.

Me aferro a tu cuello de ídolo; silbo gomero
y así despierto tus pestañas
Donde intento ser un yo
Pero sospechas arruinan promesas
Crucifican alientos
Tu pulso entumece la imaginación…
¡Quién fuera el fino tutu que lame tus carnes!
Y no un tibio pas de deux
¡Ay maja Giselle!
Tu sostenida indiferencia es fórum de cotilleo
Gemido y escándalo
Bailarina del Diablo; (¡y ojalá me perdones!)
Pero es mejor gozar con montones de porsiacaso que desamparar el contigo.

Este poema pertenece el cuaderno Brumas con riendas, el cual puede descargar gratis aquí….
https://www.bubok.es/libros/270345/Brumas-con-riendas

Related Articles

Responses