Me significaste tanto…

tú girando en mí,

a tu órbita.

Creaste un caudal

de sensaciónes frescas;

Yo…libre de pasado, ni juez ni profeta;

hoy tu destino, “mis molinos”, en “real” y buen cimiento;

tus ilusiones, mis incorporadas certezas.

Ahora tú, residente de

mi sueño en relieve;

nuestra idea ingenua,

se cubrió de suerte,

conservada, en tiempo,

y en aquellos rieles.