Acalorados

Cómo se agradece el sol,
cada vez más ausente,
el día va cediendo tiempo,
y la noche va creciendo.
Por estas fechas hace frío,
pero al sol vence el calor.
Acariciándonos estamos,
gozando juntos un rato,
y va y viene el cabroncete,
y bien dentro nos la mete,
sin pensarlo, echas a correr,
te sigues alejando,
el sol sigue calentando,
y te pierdo la vista.
¡Qué bien que lo pasamos!
Quedo a la escucha, pío, pío,
contemplando, estoy a gusto,
me giro, y otra vez te veo,
nos acercamos de nuevo.
No venimos de Teruel, ehh,
que no vuelva así por aquí,
puñetero Gargamel.

0

Related Articles

Responses