Sin largo pensamiento austero,
Si es por tí,
Rallando lo más débil, árido e insufrible.
Apego a un soberbio mundo jazmín,
Trémulo a la flor de la vida temible.

Placidez de curvas que un día
Recibí
En átono infinito,
En manecillas horribles.
Escenas de calor en vida sin fin
De líneas abigarradas
Que la edad persigue.

Ahorré en palabras, sin poder
Dar un comienzo
El profundo valor que es saber
Valorar,
Como pájaro nacido en golpe
De viento,
Que asustado y liso
Dice un no al volar.

Y aunque me propusiera llegar
Más allá
De mi habilidad contigo y sin tí
Fiero loco sin retorno
Tendría que estar
Al querer dar la vuelta
A un comienzo sin fin.

Forjar no quiero la cadena
Y la pasión
De una carne en frío blanco
Y tardía,
Profundo toque de una mano
Sin razón
Que despertó muda,
Llorando,
Retorciéndose en poesía…