A todos nos llega nuestra noche oscura…

Después de cada día os llega la noche oscura, en que los cuerpos se acuestan y el alma levita, en qué nuestra mente murmura a lo lejos y sentimos nuestros pensamientos vueltos débiles.

Nos sentimos inmunes bajo la luz de el día pero en la oscuridad llegan los cambios, la risa llega hacer llanto y la felicidad tristeza, cada lágrima cuenta y es un pensamiento que muere.

Un vacío en el pecho que se ahoga sin un viento, mientras los latidos penumbran, recordamos el olvido, sentimos la tristeza, Aunque con el tiempo todo puede cambiar siempre llega aquella noche oscura que nos hace recordar.