Ya pasó el tiempo para empezar y sabes que ahora no me persigues en la puerta de mi corazón sé que tal vez fui yo quien me equivoqué porque te di el acierto, tal vez es la razón por la que hoy escribo sin ni tenor , aguanta Mi alma a tu calor, no importa si te fuiste con la menor circunstancia, yo sé que ves, no soy la mejor, pero es todo lo que doy hoy. Doy lo que tengo. sea tu infortunado corazón me de tu amor y uno la que correspondía. De felicidad se merece el que ama y no recibe pero más perjudicado el que recibe lo que no tiene que creer se merece poco y hoy con nada más que agonía que yo hago, lágrimas que recogen el alma y no se agota porque está Acostumbrada a ser la sumisa Más allá del dolor que alguna vez patrocinó tu voz.

+2

Related Articles

Responses