Mira y encuentra, roza el alma
Permite, escucha y lentamente
Latido, sincrónico y presente
Aire en el pulmón lleno con calma.

Baja la presión no ralentiza
Cierra los ojos, un tenue parpadeo
Dolor, pesadez y agua de goteo
Fluye como mar, pintura de tiza.

La cadencia enriquece todo ser
Eleva nuestro alma y no crece
Vuelve de nuevo a intentar correr

Finalmente lo logras, la paz llega
Fluye por la sangre, llena el rincón
Recoge la vida, devuelve, pega.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas