No le importó al viento

Ese profundo agujero negro,
Al que le temía de pequeña,
Es el que ahora llevo en mi alma,
Sin encontrarle una respuesta.

Es ese vacío oscuro,
Del que nadie se da cuenta
Porque ante sus ojos,
Mi vida está perfecta.

Esa sonrisa,
Que se vio opacada por el tiempo,
Y los momentos que ahora anhelo
Son aquellos que más fueron corriendo,
Se desvanecieron,
Sin importarle al viento,
Lo que en mi corazón estaba sintiendo.

Aquellos recuerdos,
Se fundieron en el agujero negro,
Del que hoy intento escapar,
Sin encontrar el camino correcto,
En el cual poder confiar.

Porque solo al respirar,
Puedo sentir ese vacío,
Que me quita la posibilidad de volver,
En los sueños que contaba,
Cuando despertaba,
En aquella niñez anhelada

0