A veces también dudo, aveces hasta te olvido. Pero pasan los días y lo único constante en mi universo eres tú. Conozco personas y pasan por mis ojos como ver pasar los días. Todas las noches llego a mi casa y en mi almohada siempre estas tu.

No se que sientes, no se si aún me amas como prometimos hacerlo. Sólo se que ese último beso que nos dimos lo guardaré si es necesario hasta mi tumba. Porque estoy seguro que no necesito otros labios para ser feliz.

Se qué hay cosas que no me cuentas, que tus días grises no los compartes conmigo y es tu derecho, aún así siempre estoy a tu lado aún cuando no quieras siempre estaré ahí, esperando verte sonreír, esperando verte feliz, esperando verte crear universos con tu sonrisa.

Porque te amo y eso jamás va a cambiar y se exactamente que estas sintiendo ahora y se que no sabes que decir. Y no es necesario. Pues si sólo me regalaste una sonrisa fue suficiente.

Miguel.

0