2

Todos nos sentimos mal,
pero eso es pasado,
aunque sea hoy
ya no diremos más,
no te amaré porque tú no eres bien.

Me estoy dejando llevar
por el dolor y la simpleza.
El miedo a morir
no me detiene para seguir luchando,
hoy y mañana, todos los días diré,
¡yo puedo lograr mis sueños!

No me rendiré, no dejaré que me hagan daño.
Y yo deseo el bien.
Si estás pensando que ya no hay esperanzas,
te diré que estás equivocado,
¡aún falta demasiado!
El amor es la llave,
y yo te la daré para que veas
el infinito paraíso que nos hemos perdido!
no llores más…
Tienes que intentarlo hasta morir.

¿Dónde está el tiempo
que tenias en el bolsillo?
Ahora caminas sin darte cuenta
que todos son sombras;
eres como la luz,
iluminas y te mueves rápido.

Yo desearía que te quedaras
junto a las estrellas,
pero en el cielo te esperan las luces de una princesa,
¡te ama!, pero ¿podrás aguantar todo su dolor,
su oscuridad, su alma condenada?

Todos aman besar el suelo con los pies,
en el pasto crecen diamantes de lágrimas,
el cielo (todas son palabras sin sentido), pero el beso,
¡a todos los golpea!
en medio del dolor, en la tormenta,
con miedo, sobre las arenas del desierto.

Related Articles

Responses