Damas sin caballeros, quisiera hacer un brindis.
Por el que pudo acabar conmigo,
pero se acobardó.