Carta de la poesía al poeta

Te llaman las alturas,
Bestia con el talento
De transformar lamentos
En un arte sin ataduras.

Alaban tus travesuras
Las musas del averno
Que cuando te quedes sin aliento
Te abrirán las costuras

Para sacar las últimas dulzuras
Escondidas en tu pecho
Que guarda con recelo
Tu corazón de uva.

Termina ya con la idea absurda
De hacer del Sol tu lecho
Teniendo ahí un camino estrecho
Sólo para alcanzar la luna.

El problema de tu ternura
Es que es solo un reflejo
No más que actos sin manejo
Que con el tiempo son quebraduras.

Que bravura tu postura
Ante la vida, estando lejos
Pero de cerca te da miedo
Y te niegas a su captura.

Te privas de su hermosura
Tras una pared de espejos
Buscando tus defectos
Para usarlos como excusa.

Por último, y para tu atenta escucha:
Cuando partas, quedará en mi tu recuerdo
Y me impulsará siempre tu deseo
De cantar verdad aunque traiga lucha.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas