Pesares alternos
O suave silencio
Entre la hierba y el cielo
Dulzor que invita
Al alma, al poema
A dejar la vida
A dejar el verso

O querido amigo
Te miro en la noche
Entre la hora vacía
Del silencio eterno
Entre pasos perdidos
Por lluvia y recuerdos
Siento que vuelas
Entre las melodías
De las notas de invierno
Por pasajes perpetuos
De juventudes extintas
Marcados lamentos
Puestos en piedra
Decapitados por tiempo

Corre, salta, grita
Ahora todo es un juego
Por colinas soleadas
De campos idóneos
El mito y el sigilo
Que dejo tu huella
En la arena maldita
Que arranco tu aliento

Ahora veras
Un hermoso cielo
Lleno de luz
Mas allá del muro
Mas allá del dolor
Junto a tus risas
Junto a tus sueños
Ahora solo queda
Dejar el adiós
Tan solo en un verso