¿DONDE ESTA EL SUFRIMIENTO?
¿Puedes decirme dónde está tu sufrimiento? ¡Quiero hundirte en él, hasta que la oscuridad aparezca! Porque él, es signo de inmortalidad, acostado en la cama de los fingidores.
Vive entre piruetas de océanos que le persiguen y que tocan sus reinos inexistentes.
Él, es cuál gusano que recibe el sol dentro del agua… Entonces el aire que te falta, puede dar aliento a tu sufrimiento. Huirás de su reflejo para no indigestarte con él,
¡el sufrimiento se te pegará a los ojos!, y volverá ceniza todos tus sueños, para buscarte,
¡tu sufrimiento te arrastrará hasta la devastación! Él está colgando del terremoto de tu existencia… Justo cuando las moscas se empapan de tu sudor,
¡Y sus palabras traspasan tu pecho!, mordiendo tu carne que agoniza…
¡esperando que tú te lo lleves… en el corazón!

MIS PALABRAS INSACIABLES.
Mis palabras son como el canto de los condenados, son llagas turbias e insaciables, como el delirio y la escarcha, que nombran el mañana y viven tras los asesinatos del amanecer.
Separan al hombre del hombre, están hechas de letras engañosas…forman frases inventadas,
son benévolas incógnitas de los poros, son sílabas ansiosas, con pensamientos…
¡No puedes fiarte de ellas! ¿Tal vez son palabras enterradas?
¡En un aguacero de dolor! solo tienen dos momentos bellos: al dormir, y al estar muertas,
hay que aprender a dominarlas… ¡son esclavas y tiranas a la vez!

MIS SOLEDADES ESTANCADAS.
Soy una mujer… y te amé con las uñas, también con las cuencas vacías de los ojos y los músculos putrefactos.
Mis soledades estancadas son realidades que no alcanzan
y acuden a amores aguafiestas de la libertad. Ellas son dos y sin embargo ninguna.
Te amé como ama una niña, con el cerebro ilusionado… pero te asesiné y me aferré a tu espejismo,
¡Acuchillé nuestro vacío en llamas! me encadené a tus cenizas y a tu tristeza…
¡Aunque el tiempo estaba destruyendo nuestro tiempo!
Entonces sálvame y abrázame hasta que la luz incolora exista…

ATRAPADA EN FRASES.
¡La mayor tristeza es descubrir que estas sola!, tener la certidumbre que un muerto vive en ti, esconderse, ¡sin miedo a las tinieblas…atrapada en las frases irreales!
Enamorada de un futuro parlante, y ambiguo… ¡con cicatrices que son otras en ti!
Mi llanto lejano en tus ojos… ¡tus manos que vibran a través de un lápiz!
Mis rumores gimiendo contra sí mismos… ¡y tus ojos llenos de coágulos rojos!
Qué no serán soles, ni estrellas… serán solo tiempo mientras callas, y te asomas a la eternidad. Cuando el lápiz te penetra en su espera absoluta y fluye tu sangre como un río desbordado.

SOY QUIÉN NO SOY.
Trafica con tus anhelos, y acostúmbrate a vivir este suicidio cotidiano… apela a tu ignorancia obsesiva y grita de vacilación ante la derrota del laberinto, ante las flores marchitas, por el sol y la luna; que sueñan en guerras nucleares.
¡Acaba con su amor, y llénales de excremento sus ojos, ¡ámalos, como uno ama a los seres oscuros! anda por un camino de rosas que no florecen…sin dirección y sin rumbo…
¡Prueba todos los venenos, de todos los cuerpos!, mira una luna que florece entre las nubes…Todo es irreal…la verdad… es que aún lo amo; sin propósito y con fuerza.
Y busco en mis cajones de la infancia ese amor fallido… ¡sin poder decírselo! ¡porque soy, quien no soy!

¡LA NOCHE SE QUEDO HUERFANA!
¡Están quietos los escombros donde nace la noche! Ella desaparece y se anima… ¡su rostro es bello… y de trapo! con sus dientes, llora y ríe… ¡en el aguacero están las raíces de su orfandad!, sus cabellos están llenos de rabia…su sensualidad es cercanía borrosa, su corazón se balancea con el deseo que llega. Se conchaba con sus memorias tan diferentes, aunque la luz la acose durante la madrugada y el amanecer.
¡Sus hilachas se han desvanecido!, ¿qué será de mí, sin la calma de la noche?
¡Las estrellas están conmigo, pero la noche se ha perdido!, ¡sus ojos están hinchados, porque no durmió!, no puedo encontrar su rostro sincero, ¡ahora la noche se suicida!
Tiene estrías transparentes… ¡y muestra su única cicatriz al amanecer el día!

MI GEOGRAFÍA LLENA DE IMAGINARIOS.
Abrí mis piernas ante el deseo…bostecé descalza ante la fatiga, corrí hasta la luz enceguecedora, besé lo que nunca será, y muté en muchas caras, desde el centro, me repetí que me siento vacía y que todo perece a mi alrededor.
¡Besé el abismo de la existencia!, caí de pie… en las piedras,
se reveló el aire limpio de la vida, mis ojos se desintegraron ante la pérdida del paraíso,
miré la belleza que es combustible… ¡luché desprevenida, abrazando la destrucción!
Recibí las migajas de la espera…me vestí de seda ligera para estornudarle a la muerte,
Y abrí mi geografía de imaginarios dentro de la nada…

LA TRAICIÓN ES NO ENCONTRARTE.
La traición es la ausencia de fe… ¡es deteriorar el mar; y la semilla! Es escribir sobre lo vano y probar la salmuera de un mundo fallido, distrayéndose con libros que nadie lee, para estrellar chistes que nadie entiende,
Cual un animal impulsivo y forzado… ¡atrapando un final sin un comienzo!
Equilibrando la poesía… llena de hastío y nausea,
¡Distinguiendo lo que es claro, de lo oscuro!
Es viajar a tu cuerpo impuro y no reconocerte…
intercambiando la cara interna del destino,
¡Es escribir en la superficie del agua!, en la profundidad, sin retorno
Estando consciente del veneno y del antídoto, sabiendo que no hay salvación…
Es llenarte la garganta de mentiras… quemando todos tus deseos,
¡La traición es buscarte y no encontrarte!

ENTENDER Y ESCRIBIR POESÍA.
¡La poesía que se abandona, jamás será de otro!, ella te cura y llegas hasta la orilla…aunque como poeta cambies el nombre de las cosas, conjures escarabajos desnudos, escribas con la lengua sobre el manto de la atmosfera, para ahuyentar el dolor que escala por la frente, hasta llegar al umbral de la poesía. ¡Ir hacia Dios, y someter al tiempo!,
¡ser flor de sangre intacta!
¡Insinuar la expansión del cosmos!, ¡Necesitar completar el vacío, con esperanzas!
¡Escribir poesía que aparezca y que sirva!, ¡que termine con la sequía!
Que sea indestructible… ¡para unir los adentros con las horas que se venden!, que se oyen como un grito animal…alcanzando la intimidad de las necesidades inventadas, la fusión de las manías para entender la poesía…

EL LENGUAJE DE LAS MUJERES.
El lenguaje de las mujeres es el gemido, nace y cae en el deleite masculino… lleva su nombre y desconoce su demencia, se hunde en páginas de tinta, muerde las sentencias de cadena perpetua, y los misterios que adornan su piel.
Su valor está en atrapar la inmediatez de lo viril; ¡Creando un universo, con su cuerpo en el lecho!, escribiendo canciones con su mirada, y su imaginación. Sus ojos conocen el mar y la sequía… ¡su pelvis representa la inmensidad! Su movimiento es surreal,
¡Es un aren de musas y de brisa azul!, su desnudez es nómada…
¡Él puede juntar el universo, con sus labios!, tal vez es la ley, el camino y la virtud…

UN ARTISTA ES UN SER SONAMBULO.
Ser artista está en la abundancia de la nada…en la piel en movimiento y en el cosmos,
es tener la yugular cortada con un cuchillo, para revelar sus negras frutas, y deteriorar su transparente himen,
los artistas son sonámbulos rotos en sus lutos que aletean con los truenos,
¡Están en la alegría, en la tristeza y en el infinito!, en aquel fuego interminable que inventan…en la fe, en la claridad, en cada suspiro hacia adentro…
¡Son ceguera donde otros ven, pero no entienden… y tampoco sienten!,
Son el deseo acústico de la humedad… quieren ser los mismos y a la vez diferentes,
conocen todo y no han vivido nada,
Pueblan la verdad y se reconocen en el canto…
¡Tienen la memoria ausente y son vehementes!

LA ARMADURA DE LA BELLEZA.
¡Conoce a la belleza, está en la luz!, es casi como el cielo y el huracán…
Tan presente y al mismo tiempo: frágil y volátil…puede ser caustica, y desoladora…
La belleza que se descama en su tallo, es espina y perfume de la nieve, es ajena a su nombre, se cose la boca y borda su alma en el silencio,
¡Es como sonreír hacia adentro, justo en el cimiento de la ilusión!, acontece como una armadura que deja huellas… ¡su infancia crece para alcanzar la madurez!, se une a los cuerpos, se vuelve intermitente…rehace la paz, irracional y añorada…
¡es sensible como el origen y la rosa del horizonte!, la belleza, es verdad y es espera… ¡pocas veces libertad, pero es un idioma!, te atrapa en sus arenas movedizas…
¡es instinto y albedrío!

GOTAS DE LLUVIA.
Poco importa los dones y el pudor de la lluvia…sus gotas nacen en el universo; se devuelven al mar como el polvo líquido, vomitan los restos de los naufragios, flotan como páginas que son carne del tiempo, sin misericordia atascadas en la esquina del olvido,
han pasado de moda sus pedazos de lluvia inundada y otra vez van al diluvio del odio,
Caen torrencialmente rozando el vacío, vagan aturdidas y se esconden de la luz…
Se distraen embelesadas con la esperanza, ¡gotas de lluvia malanochada, su mérito es ser agua!, están llenas de asombro… desparramadas en el asfalto, admiro su vastedad y su magia, pues profesan realidad… de humedad y de fuego, ¡gotas de lluvia de otros tiempos… en reposo!, con las manos sedientas… ¡son fenomenales y tiernas!

¡EL TIEMPO ES ´POLVO!
El tiempo imita, el latir del corazón… no tiene olor, ni sabor, ni silencio, cambia de forma irreal, es ahora y nunca, puede ser rastrero y venenoso, se alza soberbio e insultante, tiene una agonía inmensa y quemada,
¡Como una flecha intranquila, que oculta el ruido!, traspasa el aire, la luz, y el sonido…
Es mudo, egoísta y tiene alas… ¡muere en un túnel de canciones!, jamás renace, solo es sustituido…, ¡nunca es suficiente, pues sin héroe no hay victoria!, nos hiere y desgasta con su cinismo…es indiferente y exigente… ¡duele tanto entenderlo y desperdiciarlo!
Al perderse se vuelve polvo y sombra… ¡y se lleva cada placer mundano!

EL BIEN Y EL MAL.
No se puede separar el bien del mal… aunque distingas entre su hoja y su árbol,
sus lenguas se comunican sin hablar, deslumbran con su rencor, mueren al verse al espejo, arrojando sus secretos, porque se necesitan el uno del otro para existir.
El bien y el mal son sagrados y se oponen a lo trivial… ¡creando orden en su agonía!
No nombran su vida, y sin embargo la viven… ¡Su amor puede mutar en rabia!
Sus palabras en gritos… ¡Su vacío en melancolía! ¡Sus obsesiones en locura!
Sus preguntas en dudas… ¡Su gracia en esclavitud!, Su libertad en costumbre…
Sus verdades en mentiras, ¡Sus argumentos en escritos!, sus robos en generosidad…
¡Su lujuria en desidia!, el bien en mal…

SED AL REVES.
La sed es encontrar un todavía, aunque nadie te escuche, ni te sienta…
Solamente la soledad, con su voz anticipada…
sedienta de silencio, que es fe en lo difuso,
La sed se queda en las paredes, cuando digo adiós a todo,
Es como un puñado de culpa al revés de lo no vivido,
es correr para atrás en contra del viento asesino, de la orilla,
que esta muda en mi garganta…dentro de la explicación de mis ojos,
Y mi dolor le responde: resiste… ¡una y otra vez!, buscando una verdad…
¿Por qué nadie me escucha?, mi dolor flota en la fatiga… ¡lleno de llanto y quebranto!
Viviendo entre lo mínimo…aprendiendo a creer en la piel y en la sed…

TODAS LAS MUJERES.
Todas las mujeres se hacen una, llenas de inicio y de fin… besas sus cuerpos ajenos, ellas tienen un hedor a euforia en sus dientes, sus mundos se separan por comas,
dan tumbos como un atardecer que amamanta la cintura del fuego,
Son bestias suaves y dulces… ¡porque son eternas y fugaces!, son sonoras y cantoras… ¡cada mujer es peligrosamente la última!, sus caderas son diosas terrenales,
Y tú adoras sus valientes senos…tú te quemas entre sus besos, ya no importa si existen o si se hunden… ya no importa si las deseas o si las ignoras,
solo importa que viven en tus mitos…

MIS PENAS ASESINAN A DIOS.
¡Mis penas asesinan a Dios!, ¡se clavan como la poesía!, ¡son tibias y púrpuras, se evaporan en las plegarias de sus orgias, están hinchadas de tanta azúcar, cicatrizan sus ojos, que alguien les sacó con un destornillador!,
Ocurren y no ocurren… ¡son muerte y desdichas!, causan estragos en la eternidad…
Son ruidosas diosas que devoran, ¡son crueles y viven en mi pecho!, mis penas se recrean escondidas… ¡son el final de mi imaginación!, son una amenaza al futuro
Son creencia y hecho, al fin, son explosión sin retorno…

LLEGASTE EN DESTIEMPO.
¡Fuiste la piel sin cielo!, ¡y llegaste en destiempo!, tus ojos intoxicados, diferentes a todos…tus brazos justificando su suceder, tus recuerdos racistas se sienten…
¡Eres un hombre épico y narciso!, ¡morí el día que dejaste de verme auténtica!
Perdidamente te pertenezco…cual pasión reprimida en su disfraz, ¿qué te cambio? hay daños irreparables…fui simplemente un juego de mutación… ¿cuántas carencias nos harán enloquecer?, yo me clavé en tu mirada infantil…yo capturé esa luminosidad contaminada de tus ojos, des-rumiando nuestros prejuicios… ¡porqué se es en la diferencia! Al inicio corone tus venas con heces, y con vidrios rotos de un te quiero, de la desdicha de sus ventanas llenas de dolor y de herrumbre.

SOY TODOS LOS ROSTROS Y NINGUNO.
¿La vida es el préstamo vigente de suspiros…marca el ritmo del tiempo de vidas paralelas, cuantos ojos necesita ella para ver menos que un ciego? ¿Cuántas toneladas de agua necesita para ahogar su angustia? ¿Porque busca algo que nunca ha encontrado? Y ella exprimió sus poesías hasta quedarse tuerta, su verdad suicida vivió y murió de nuevo enconando su voz sin eco, ¿Qué se acabó dentro de ti?, ¿qué se rompió dentro de ti?, para reponer, te canté con la voz de la memoria…te di mis dones de la no existencia…me bañé con la suavidad de tu sudor, me envenené con tus restos vivos, ¡te embelesé con mis caderas y mis muslos! Te enseñé a vivir con menos…te regalé mi clímax, tus carencias son mi centro de gravedad… porque atravesaste todos mis infiernos, me soñaste con los ojos abiertos… Porque soy todos los rostros y ninguno…soy todas las horas y ninguna…

ESCRIBIMOS Y SANGRAMOS.
Armonía fétida de nuestros ecosistemas… ¡pero la felicidad es vivir el arte de lo posible!
Somos agujeros negros… a veces dejamos de vivir para aprender a vivir…
Brillamos como las luciérnagas…somos intuición que se consume… entonces descoso mis alas para creerte, y rumiamos las telas de araña de nuestros ojos, descubro tus otros, tus ajenos, tus puertos, tus arritmias y tus mentiras, mi miseria está cansada de renunciarte, ¡cabemos en un verso robado!, ¡somos desposeídos en las profundidades!, somos anclas de nuestro vientre, sin retorno…, ¡solo sabemos escribir y sangrar!, hemos cubierto todo de oscuridad…, ¡somos la muestra del mínimo esfuerzo!, ¡somos finales fieles de la miseria!

HAY QUE MATAR A LA MUERTE.
¡Busqué a la puta de la muerte!, estaba oculta en unas depresiones de atrás…
y le dije: ¿muerte por qué me estoy haciendo esto a mí? Y me respondió: que es al azar, entonces ella copulo con su sombra y yo los vi ardiendo en su trampa, sin cuerpos, sin tiempo, sin vacío, sin alma, ¡Es rotunda y cruda como un hachazo!, juega de forma cruel y me acosa… ¡Se confunde con la futura yo!, en la que después me convertiré…, ¡baila, grita, calla, canta, busca! ¿dónde está mudando de piel?, ¿dónde lleva el peso de las preguntas? ¡Que hacen sangrar su cabeza!, ya no tiene tiempo muere y no resucita, ¿qué hiciste tan mal?, ¿por qué tu espalda tiene tantas estrías?, a la muerte no hay que entenderla hay que amarla…y su rabia no se agota jamás…

LOS BESOS MUDOS.
¡Hay besos condenatorios!, besos inclementes e irreconocibles…besos de lo que serás,
Besos alcalinos curtidos que des-nacen…besos sordos de corazón y mudos de espíritu,
Son besos porque tú lo concedes…besos de reflejo y de tierra, besos de pasado y de futuro, besos de hoy y de nunca, besos inocentes y colectivos, besos de ciénaga y de jaquecas, ¡besos tupidos y de alivio!, besos de vertebras…que son cuerpos idos, que los ansían, ¡son almas sinceras que los desean¡, corazones ardidos que los sueñan!
Con ellos hurgo mis heridas infectadas, gozo con las miradas sin ojos,
mis cabellos crecen bajo tierra, y mi sobra se parece a la piel de mi fuego a tientas.

LAS PALABRAS DE JUDAS Y DE MAGDALENAS
Palabras que son fístulas y ardor, ¡que palpitan, las reconozco y las siento,
Palabras que arden en el silencio, y que entran en el veneno de tus ojos fijos
Cual monstruo atormentado que me violo, a veces culpable de seducir la vida con letras muertas y ellas duermen atravesadas por espejismos, y la embriaguez de las silabas perduro en mis recuerdos, ¡sé quiénes son, porque dejan huellas!, ¡palabras que deciden que es real y que no! Son de existencia intangible, son prostituidamente vivas, ¡flotan ingenuas, como espectros!, ¡hay palabras malditas y cobardes!, entoldadas, locas y distantes… palabras pensadas de corazón, que tropiezan en su amor propio,
son fascinantes indulgencias, lloran con la tristeza, hay palabras de los Judas y de las Magdalenas…

QUIERO TU AMOR FEROZ.
¡Solo quiero sentir tu femicidio escondido!, quiero las gotas de sangre de tu amor feroz…
solo quiero estar ebria, manotear, clamar que te murieras, que huyeras y que me dejaras tocarte, pero tu libertad agitaba sus alas de cera, y yo temblando de muerte
escondes tus pechos de polen en mis arrecifes,
y parimos juntos sobreviviendo a la crueldad de la esperanza,
te volviste dios y demonio que me guio entre la niebla
Que me encandile con la imagen que se desprendió de tu alma…después de tu amor, nunca volveré a ser la misma, quiero ser perseguida, por tu amor tiránico…
detrás de las puertas testigas de nuestra pasión, amor trascendente y patológico…
¡Admiro por dosis tus músculos y tu hombría!, tu cuerpo, de significado falso… ¡va y viene por mi piel!, tu amor me desangra…para que acabe mi melancolía…tu amor mata a mi corazón, porque yo lo he perdido todo…

PARTIDA ENTRE EL PASADO Y EL FUTURO.
¡Mi malicia es dispersa e imposible, hierve en el agua y en el peñasco…me des-aflijo y soy del viento, alucinación tenue de grietas lejanas!, no hay remedio, para lo truncado… mi humillación termino en un callejón sin salida, mi hoguera me amenaza sin redención, ni batalla. Porque todo lo que cree lo habré olvidado y botado en un abismo,
¡Clavos ensangrentados sobre su imaginario!, des-besar las caricias de los vendajes,
Y mi alma dice mil adioses… pidiendo disculpas, por des-suicidarse, ¿se deshidratará tu inconsciente por el cansancio?, des-almar la razón, por convicción…mi alma partida entre el pasado y el futuro, soy un espíritu de la nada y que nada sabe…

SOÑÉ.
Ya es la hora: soñé que te ibas…soñé que me largaba y deliraba, ¡soñé que era reloj y que nacía de nuevo! ¿Y qué soñaste tú?, tal vez, que te soltaban del infierno… ¡ahora soñamos juntos en las llanuras!, que nos arrancaron la lengua, y que hablamos sin palabras…que nuestros frutos maduraron, y que nos quedamos solos para siempre,
Deambulando en las calles del sur… ¡en el paraíso sin Dios!
Soñé a mi corazón inútil, y perforado por el amor que le mal pago, soñé que me deshacía entre la voracidad de mi falta de memoria.

UN AMOR ENCENDIDO EN MI PECHO.
Necesito un amor ofrenda, que me redima…ya me cansé de cortarme las venas… estoy harta de tropezarme con la espuma de mis sesos, quiero deshacerme de esta locura, borrar mi insomnio, quiero nacer para atrás, vivir desde el perfume de escarabajos dorados, beber del perfume siniestro de tu desquiciada muñeca, ¡necesito poblarme de tu aroma distante!, ya me cansé de des-florecer con cada rechazo,
Ya me cansé de des-hojearme con cada suspiro… ¡quiero adentrarme en tus mares encerrados en tus ojos!, pero solo hielo y nieve puedo cosechar… ¡necesito un amor que me redima!, que me lleve regreso a casa…necesito un amor distinto… ¡necesito un amor cual altar de la infancia!, quiero un amor encendido en mi pecho…

EL ANGEL CIEGO.
Se va mi canto, poco a poco…, se van mis colores…se va tu llegada… ¡se va el flujo inagotable de tu rostro!, se va tu infinito espacio… eres ángel de polvo y de útero carbonizado, tienes cabellos llenos de baba, y tu vientre este disecado.
Tú has descubierto el simulacro de este oscuro desamor, ¡se quedan los musgos y las algas!, se queda el polvo de tu mirada… ¡se quedan mis manos de campana!, se va la humedad de tu aliento…, se queda tu sonrisa sembrada,
¿qué es lo que tú quieres que se quede?
Se queda el silencio, se rompen poco a poco mis dientes…y se va mi fiel ángel ciego…

MIS PULMONES ALETEANDO.
Mis pulmones aletean como una muchacha joven, son como las rosas que florecen para adentro…mis pulmones nadan en recuerdos… ¡son absurdos y se quiebran dentro de mí!, flotan sobre un torrente de alaridos, son mar hirviente de agonías.
Su sabor de espectro que devoran la luz, son guerreros que cabalgan en la soledad,
Me lastiman con sus espinas…están llenos de tierra fina, en ellos se renueva el pasado…
Tienen el olor fugitivo, dulce y ardiente… ¡son como una muchacha joven de pechos pequeños!, son como las rosas que florecen para adentro…mis pulmones aletean inclinados en su sombra…

EL AGUA QUE SE DESGARRA.
Transparente y triste es el agua que te tienta…esta agua padece y desfallece, cuando te ata… se esconde del viento, guarda su risa, se aferra a las costillas mías, y navegamos hasta el amanecer sumergidas la una dentro de la otra.
Quiero comprenderla, porque esta quieta y se desgarra…desfallece en su escondite terrestre, ¡es madura, amarga e incierta!, ¡agua inmensa, vana y acertada!, traga silenciosamente sus segundos…pero es hermosa y milagrosa, tiene leyes ondulantes e indecisas… ¡es arcana y descuajada!, se torna visible e imprevisible…

MI ANGEL MALDITO.
Mi ángel aún puede venir…. a veces creo que es de aserrín, con cuello de cisne,
Tiene un ombligo ojival y sus ingles son de mar profundo, tiene las caderas altas y las nalgas de algodón, le gusta copular con dioses caídos y vuela en línea recta esquivando flores, su rostro de nubes en dispersión, su mentón es curvo, sus labios están enamorados, su nariz se parece a la ternura, su pelo es medusa oceánica, sus oídos se llenan de historias, sus alas se estremecen…y se mecen como las olas del mar, sus ojos son dos espejos…¡su destino es sanguíneo!, ¡sus manos son de hielo!, el ángel llora con dolor maldito, solo un día voló con sus alas unidas…¡y se transformó en infinito!

TE AMO MAS ALLA DE LO QUE SIENTO.
¡Invento estanques en el espejo!, ¡segundo a segundo, me siento aletargada!, ¡yo te imaginaba con olor a café!, y pierdo sin remedio tus grandes ojos negros y tus exuberantes pestañas, te llevaba sobre mis espaldas, rozando tu cuello de jirafa, con tu corazón de Macondo, y tu pubis depilado
¡pero hoy te pienso cuando cruzo el tiempo!, y noto que te amo sin parar… ¡te amo desde adentro!, te amo con mariposas en la panza…te amo fácilmente, te amo con angustia, te amo ciegamente, te amo con rabia, más allá de mí, más allá de ti…, ¡más allá de lo que siento!, ¡más allá de lo que espero!, ¡y recuerdo este amor utópico y desahuciado!

MI SANGRE PAUSA ERRANTE DE LA MUERTE.
No me digas que mis manos son de agua…que mi boca temblorosa se asfixia,
Que entre nosotros hay abismo y puente, somos carne y danza de chocolate, de tiempo, de trampa, para tus ojos de perro azul,
Que mis huesos adoloridos son crepúsculo… ¡que mis pulmones son de cristal!, ¡que mis ojos se enmudecieron de tanto gemir! que mi cabello ya no puede besar al viento…que mis piernas son ansias del futuro, que mis pies están enterrados en el subterráneo…
Que mis caderas están ciegas, ¡porque mi alma, es de otro cuerpo!, y mi sangre es pausa errante de la muerte.

TE ESCRIBO COMO LIBELULA.
Te escribo como la libélula que vuela sobre el pantano… ¡Te escribo para contrarrestar la magia de tu veneno!, soy fuego, y eco que responde como una bestia que tiene pies de agua, y que desnuda su corazón de golpes. Escribo al universo perverso, sin luz,
¡te escribo sobre las nuevas pesadillas del tiempo!, ¡te escribo dando golpes acuáticos!, ¡te escribo para pedirle un sentido al canto!, ¡te escribo para salvar tu corazón de arena y abismo!, ¡te escribo buscando la claridad del alfabeto!
Te escribo a destiempo y sin remedio…yo confundí tu cuerpo curtido con el océano,
¡Confundí el espejo con el paraíso de la noche!,
y confundí la interminable escritura con la locura.

SIN MENDIGARLE A LA PRIMAVERA.
Se acabaron las orquídeas entrecortadas…porque tú eres espuma que se dilata con la brisa, eres pradera y metáfora de la madrugada… eres espejo que se triza y se opaca en su alma. Te vuelves al lugar de nadie y de todos, como un caracol que se mete dentro de un girasol, como la luz que atraviesa sin un destino, te llenas de soledad que se irradia a todos lados,
apareces y desapareces como el canto de las sirenas, ¡estas cansada de mendigarle a la primavera!, ¡y con tus ojos navegas entre los sueños…escuchas las sinfonías de las mariposas…esperas en el callejón de los deseos…te despiertas en la soledad de la multitud, huyes del adiós y vives prematuramente!, ¡te desvaneces en la bruma!, es imposible pensarte y soñarte a la vez… ¡ya que estas inconforme con la primavera!

LOS ESCARABAJOS DORADOS.
Los escarabajos se desparraman por todas partes…se adueñan de lo más profundo del invierno, el arcoíris cálido alucina escarabajos…su música es un milagro etéreo, ¡tienen tantos rostros delicadísimos!, vuelan con inquieta armonía y calma… tienen los ojos feroces, la boca seca, las patitas temblorosas, sus alas tienen formas terribles, su corazón es sensible y esta cosido en carne viva, sudan licor por sus panzas y alumbran la madrugada¡, son sonoros como las olas del mar!, se disuelven coloridos y contradictorios ante la luz…, ¡su universo es arrollador y hermoso!, se mueven con fuerza trágica….
Y su mundo esta demacrado, entonces, vuelan empapándose del rocío…

LLOVER SIN AGUA…
Si te atreves a llover…probablemente serás una hoja de niebla, te nublarás y te mojarás, quizá lluevas por dentro muy suavito, con tu tristeza…te morirás de sed y sin voz,
Lo llovido, llovido esta y no hay forma de des-llover las gotas de dolor. Tampoco puedes pedirle a la lluvia que se vuelva miel, no la oyes, no la ves porque es impostergable su aguacero, apretarás mil ruegos ausentes… ¡tomarás muchas malas decisiones! te tragarás el infierno soñado…chuparás tu dolor cerrado… ¡abandonarás tus horas!, vendrás de vuelta con el viento…, ¡y hallarás a tus ojos despiertos!

SOY UN DEMONIO SIN DESTINO
Es duro saber que soy un demonio… ¡que he visto el mar de las leyendas!, ¡que he subido a la torre de babel!, para soñar en los siete mares…en verdad, me parezco a mi abuela con su mirada dura y reacia a los mimos, soy un demonio que murió joven, pero dudé de mi muerte y me desmembré, al asfixiarme… ¡no siento dolor!, ¡no tengo edad!, no tengo nombre, ¡no tengo miedo!, Pero tampoco tengo amor…, ni sueños…, solo deambulo por el limbo…y a veces por el infierno… Ahora descanso y pongo mi mascara de demonio a lavarse de su vacío.

0

Related Articles

FINGIDOR DE REALIDADES Lawyerose. ¿DONDE ESTA EL SUFRIMIENTO? ¿Puedes decirme dónde está tu sufrimiento? ¡Quiero hundirte en él, hasta que la oscuridad aparezca! Porque él,…

Responses

Ir a la barra de herramientas