LA MUJER ES CIMIENTO

Habiendo Dios creado el universo,
lo tangible y lo intangible,
creó poesía y el más exquisito verso,
la mujer; ella es roca, un ser invencible.

Asimismo creó estrellas para el firmamento,
las flores para embellecer las plazas,
pero la mujer es el cimiento
de la familia, no adorno para decorar casas.

La mujer no fue quien pecó en el huerto,
ella no era la responsable de El Edén,
tampoco debía vigilar el puerto,
¿y por qué la has tratado con desdén?

Ah, es que la mujer es complicada,
es sabia y actúa como vidente,
visualiza el futuro, es rosa perfumada,
su corazón, es tierno y benevolente.

Pone todo su empeño y entrega,
no es muñeca de porcelana,
pero posee la belleza de una musa griega,
es una fiel y bondadosa cristiana.