12 DE FEBRERO, 205, ANÁLISIS DE HEMOGLOBINA

Y sucedió, fue en febrero
Los análisis reían
Los doctores corrían
Las familias sufrían.

Las esposas lloraban
Los adolescentes ignoraban
Y los hijos sin padres
Con recuerdos jugaban.

Las pastillas tenían malicia
Las tomografías al charco caían
El oxígeno era egoísta
Las camas UCI no servían.

Y ahí estaba yo
Entre tanta ruina
Creyéndome inmune
A todo el mal que eludía,

y ahí estaba yo
con mi familia unida
renovando la confianza
que tanta falta nos hacía,

y ahí estaban ellos
fortaleciendo sus corazones
demostrando a sus hijos,
que todo el amor que se tenían
era mucho más que sus clamores.
.
Y ahí estaba ella
Siendo luz en la oscuridad
Siendo una rama fundamental
De todo lo que era nuestro mundo ideal.

Y ahí estaba él
Con alegría desbordante
Siendo el otro peldaño,
Que sostenía la construcción de años
Guardadas en fotos distantes.

Y así, de una manada fascinante
No olvidemos mencionar,
Los últimos cuatro integrantes.

Admiradores en secreto
De unos padres que no eran perfectos
Amigos sin lugar a duda,
De esa dupla
Que los cuidaba con ternura.

cada uno, fruto de amor puro
cada uno, viviendo su propio mundo
pues heredados fueron
el hecho de tener grandes sueños
del hombre que los vio
crecer y superar sucesos.

Y así sucedió, fue en febrero
Cuando todo parecía perfecto,
el sonido de la arena fue el aviso
y las noches de súplica
no convencieron al altísimo,

esa mañana se cayó el castillo
y la vida como siempre
no se dignó a dar aviso.

Ese día fue de esos
Donde fotos mágicas
Desaparecían en blanco y negro.

Donde videos festivos
Traían tristes recuerdos
Donde la mente confundida
No quería aceptar hechos.

Si hubieran podido
La casa hubiera sido inundada
Pero cada una de sus palabras
No deja que se hundan en nostalgia.

Ella ahora es el roble
Y la mayor
Tiene su total confianza.

¿Cómo poder estar equilibrada?
Si en la mesa no hay nadie
que nos alegre con payasadas.

¿Cómo poder volver a vivir la vida?
Si él era quien la mantenía viva

Y es que aún no puedo aceptar el hecho
De que no pudimos darle
un último abrazo o un último beso.

Y así quedó aguardando,
el cuarto doscientos cinco apagado,
con un análisis de hemoglobina,
pendiente, eternamente esperando

Hc_3001. 09/04/21

+3

Related Articles

Responses