nav-left cat-right
cat-right

una calida lagrima

Cae una lágrima cálida
Sobre mi mejilla.
Borra tu semblante.
Pero no será semilla.
No dará vida.

En un instante.
Desaparecerá en tu suelo árido.
Lloverá sobre mojado.
Porque ya me habrás olvidado.

Enjuagaré mis lágrimas.
Buscaré nuevas almas.
Perseguiré otro color.
Que me dé nuevo sabor.

No quiero más el salado
que mana de mis ojos.
Y su fuente es mi corazón.

No hay ya razón.
Ni motivo alguno bajo el sol
Para seguir con mi rol.

No he crecido en el olvido.
Ni en lo permitido
he hallado consuelo.

Quizás no arme ningún revuelo.
Pero tu alza el vuelo.
Abandona este destierro.
Atraviesa ese cerro.

No mires quien dejas.
Mientras tengas el sol delante.
Mientras te alejas.
Rompiendo mis rejas.

Ni camines cabizbaja, pensante
No hay nada ni nadie distante.

Me quedaré un ratito errante
en mi pensamiento.
Sin apenas corriente
en mi alma.

Más hallaré calma.
En el viento silbante.
En mi interior susurrante.

Nunca tuve valor
De decirte ni arroparte
Con mi mente.
Ni darte amor
con mi mirada

Ni siquiera forme parte
de tu interés.
De tu preocupación.
Sólo di media vida.
Por ser permitido.
Por ser conocido
Y reconocido en tu apreciación.

Pasé a tu lado fugaz.
Como una estrella.
Fui más que suspicaz
Y ello provocó tu mella.

Fuiste y serás la querella
Entre mis noches y días.

Volveré a entrar
La leña del hogar se está consumiendo
Y el frío se mete en mi espíritu.

Buscaré calor en mis sueños por realizar.
Cuando el alba traiga nueva savia.
Cuando toda mi labia
No sirva de nada
ante una nueva belleza osada.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.