Conectados por algo que nos une,
unidos en un mismo tiempo,
en un espacio creado con la mente,
un lugar, un mismo ritmo.

Una vida física separados,
que mueren por estar juntos,
demasiadas cosas en común
eterno deseo compartido.

¿Acaso puedan dos cuerpos
compartir un mismo alma?
Diferente sexo, diferente vida…
Una sola y apasionada alma.