Mi lindo amor, no te busqué.
No soñé contigo,
no esperé.

Sólo pensé y comenzaste a llegar,
suerte la mía,
sin ansiar ni aguardar.

Ahora sólo pienso en ti.

Ayer, eran días distintos,
hoy, son días extraños.

El sol cambió de lugar,
la luna jugó con el mar,
y se ve que pensó en no pasear.

Lindo amor, mi primavera,
ahora sólo pienso en ti.

Buscando caminos, veredas,
que quiero casas secas, muy secas,
y me siento sola de tanto secar.

Las nubes pasean,
que pasen por mis cuentos y cuentas.
Yo quiero para ti casas secas,
muy secas.

Mis roces y besos,
se acaba el jaleo,
comienza el meneo,
preparo camas con lindos velos.

Abriendo caminos,
los tuyos y los míos.

Mis roces y besos,
lindo amor de caminos eternos.

Ahora sólo pienso en ti.

Dedicado a dos luceros azules,
un azul eterno.