nav-left cat-right
cat-right

Cuando asedien tu faz cuarenta inviernos

Cuando asedien tu faz cuarenta inviernos y ahonden surcos en tu prado hermoso, tu juventud, altiva vestidura, será un andrajo que no mira nadie. Y si por tu belleza preguntaran, tesoro de tu tiempo apasionado, decir que yace en tus sumidos ojos dará motivo a escarnios o falsías. ¡Cuánto más te alabaran en su empleo si respondieras : – « Este grácil hijo mi deuda salda y mi vejez excusa », pues su beldad sería tu...

ATAVÍO ANHELADO

ATAVÍO ANHELADO (Texto Experimental Neosurrealista ) Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ Lo curioso de ésto, es que sea tan común y corriente, como la sed elegante, salada, que del mar se desprende, arrojando al desierto azúcar, con la carne de sol marino, con la ternura compasiva, y habitual de unas tumbas, salvajes, envueltas por el camino recorrido en la memoria, sembrada con ramas, en la multitud de tímidas cortinas, que...