Noche del alma

NOCHE DEL ALMA Cuando la ceniza cae entre los párpados y dibuja rauda el adiós postrero, estando cerrada la puerta del cielo, y del abismo preparado en casa. La noche del alma rueda roja y seca la sangre enfriando hielo y nieve hilos de azúcar con hierro infame tramposos a sueldo aplausos truhanes. Miles de almas han partido. ¡ Han sido enviadas sin latir sus campanas ! Caminantes sin camino por el aire. ¡ Con la sangre...