Sí soy yo… la que siempre se esconde
tras cada palabra y cada verso,
imaginando otras vidas
y otros tiempos.

Sí soy yo, tal como lees,
no hace falta que lo busques,
lo compruebes, en la sombra
que dejé entre los folios del olvido.

Sí, te repito, soy yo…
la que va dejando migajitas
de tus besos y caricias
en lo escrito.

Sí, vuelvo a decírtelo, soy yo…
aunque a veces al leerme
y recrearte no me halles,
no me encuentres…