Es el primero y mayor
Y el justísimo valor
De poder juzgar la vida
Según Dios y su medida,
Del más sublime esplendor…