nav-left cat-right
cat-right

MI PASIÓN

Ver tus suspiros unidos a los míos y tus sueños puestos en cualquier lugar, era mi pasión. Tu sonrisa silenciosa que atrapaban mis besos y tus acertijos para complacerte con la mirada. El abrazo y la voz delgada de tu boca. Esa sensación que sólo tus caricias la provocan. Era mi pasión amarte hasta el infinito, pero hoy la cambio sólo para mirarte otra...

SABÍA QUE VENDRÍAS

Te esperé en el interior de mi silencio y en las noches cómodas de la tristeza. Sabía que vendrías por un café y me encontrarías estampado aquí. ¡Espera! Contestaré las preguntas de tu corazón.

“Algo que aprender”

El último pétalo cae abandonando a la rosa, surcando cielos textuales, en los campos de la prosa, la última estrofa que se ha marchitado, de manera impetuosa… Diosa de los delirios del saber, ver por doquier, cuanto hay por aprender. Impunes y salvajes misticismos del orbe, el régimen de un nuevo orden que nos absorbe. Galaxias de palabras dentro de constelaciones, versos viajando por diversas dimensiones, situaciones de...

Mi espejo

Amanece y por primera vez, Y me miro en el espejo, No alcanzo a verme, Soy un quebranto, De dudas y pensamientos, De alegrías y sufrimientos, Quisiera ser diferente, Y no ser quien soy, Pero mi espejo no miente. Incrédulamente me muestra, Los primeros indicios de que llegan los treinta, Algunas canas saltarinas, Cual zunzún revoloteando, De flor en flor. Líneas de expresión, Rasgos de tristeza y dolor, De regocijo y...

Deseos De Morir

La penumbra, es el fiel compañero de la muerte… Muerto mi corazón; que alguna vez, estuvo latente. Latidos retumbantes; que alguna vez, tuvo miedo a la muerte Observar; sin mirar, oír; sin escuchar… Sentir; sin tocar, pronunciar; sin hablar… Inhalar; sin respirar, andar; sin caminar… Vivir, por vivir…; es sentirse morir… La penumbra, es el fiel compañero de la muerte… El espectro de la muerte; a mi corazón, persigue...

Hermosa dama

Érase una vez una hermosa dama, la cual en invierno se tapaba por el frío, con un pantalón celeste ajustado, mientras yo observar su alma quería… Esperaba yo impacientemente el verano, infinito como el universo era aquel invierno, parecía nunca su fin llegar, yo más no podía esperar, mientras tanto me di cuenta del sol relucir y brillar… Ardiente por la calor la dama se destapó, dos lunares en su espalda poseía,...