nav-left cat-right
cat-right

pensamientos de un peatón

Si quererte fuera un pecado, al infierno estoy condenado,
y si el paraíso es tenerte, por quererte soy rechazado.

Sigo caminando, observando los semáforos cambiar,
dando al hombre un camino, y un destino que seguir,
un destino al que obedecen ,un destino que no pueden cambiar,
que por muy ansiosos , el semáforo les dicta donde parar.
¡Oh! amor, mi herejía es querer tenerte, y mi destino poder cambiar,
cambiarlo al ver que él no te quiere, y de tu rostro lágrimas brotar,
pero veo que tu corazón a él prefiere, y yo solo voy a estorbar,
estorbar al destino, estorbar a mi suerte,
estorbar a tu amado y a la que hiere,
a la que hiere por no decirle cuánto la quiere.

Sigo caminando y al cielo veo llorar,
oigo el sonido del viento , tan implacable al soplar,
oigo la voz de mi musa, sonando allá a lo lejos ,
sirena de las profundidades , que al abismo me lleva ,
una breve ilusión la que produce , su angelical faz,
que de a poco se deshace , en un suspiro fugaz.

Una mirada que me llena, y mi corazón hace saltar,
no es más que una gangrena, que mi organismo va a destrozar,
poco a poco me consumió, su faz de ángel me hizo temblar ,
ángel del infierno, que mi alma venía a llevar.

Sigo caminando, mi destino está al cruzar,
y el camino recorrido, me ha servido para pensar,
para pensar en aquella mi musa,
ni muy niña ni muy mujer,
que al encontrar su mirada,
me hizo enloquecer,
enloquecer en el silencio,
el silencio de no poderla tener,
musa que un día estuvo,
pero que en mi corazón no se volverá a meter.
Nilo Arasi Erdefez .

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.