Tu no eres un ideal,
solo eres un plebeyo…
Que sin objetivos en tal dictadura,
corrompido, sin saber el esplendo tan bello…

Vives junto con la sociedad,
en la que nosotros nos escondemos,
en tan solo sus sombras
por medio a la soledad