Otra mañana, dulce amanecer,
todo está en calma, cómo
en calma, mi ser.
Cada paso va marcando
un nuevo comienzo,
mil sensaciones,
van cubriendo mi piel.
Aroma del alba que adoro,
en esta mi tierra,
la que me vio crecer.
Recuerdos de la niña
que soñaba al caminar,
que encontraba soluciones,
con sonrisas e ilusión.
Y respirar, dar color al alma,
Y vaciar, llenando un nuevo
caminar.