Necesito el manto
de la calma,
la brisa timida
de un susurro
al oido.
Necesito mirar
y que mis ojos
no esten conmigo,
Necesito un cielo
una luna, una estrella,
un abrigo,
un destino.