Si fuera por mi derribaría todas mis murallas.
Y luego pienso: es por mí.
¿Entonces por qué no lo hago?

Si mi muralla
se derrumba
yo me desplomo
mi mundo se parte
pero eso no ocurre.

Mis paredes me dan
suma comodidad
por eso se llama
zona de confort.

Mi prisión es refugió,
no es tan oscuro.

Estoy sola en mi lámpara
y nadie me invoca,
de todos modos, no hay deseos
que pueda cumplir por ti.

Me siento tan bien aquí
no se me ocurre escapar
fortifico mis paredes.
Me pienso quedar.

Parece de roca mi fortaleza
pero resultó ser de cristal
y se quiebra.

Me sorprende que…
sigo de pie