Una sombra
derramada por el suelo,
algunas cartas de un amor lejano,
los recuerdos de una noche de verano,
una Luna
descolgándose del cielo.
Un libro,
una flor, una sonrisa,
un poema inconcluso,
un cuaderno.
Una que otra pena del infierno.
Un beso
adornando mi camisa.
Llevo tu mirada en mi retina
y esta forma
que tengo de quererte.
Una brújula
para doblar la esquina.
Un talismán
para la suerte,
un viejo libro de cocina
y un manual
para espantar la muerte.