nav-left cat-right
cat-right

A María Florencia 34 – Ucrania

En mi viaje de regreso a casa, llegue a Ucrania,
ni el mas desquiciado dios hubiera elegido peor momento,
el fuego baña las calles, y los gritos adornan los cielos,
la gente en una guerra por la libertad luchan sin descanso.

Llevo un mes luchando a su lado,
en una guerra que no me pertenece, de un país que no es mío,
conozco rostros triste,y llenos de dolor, en las fogatas,
con marcas internas como externas por esta guerra.

He luchado día y noche armado de una manera humilde.
Espadas y escudos, contra metrallas y cañones,
el sol no ha salido en días, pues teme salir a ver nuestro dolor.
La lluvia oculta nuestras lagrimas.

En un quizá final de este dolor, escribo estas letras,
he dejado de escuchar las balas y los gritos.
La ciudad esta en llamas, y la ruina llena las calles,
aquí he llegado para huir de mi aquelarre de amor.

Es curioso, el giro de mi vida,
amor, dolor, viaje y sufrimiento,
cruce mares, cruce bosques, un desierto, y ahora una guerra.
Si dios existe, se que no soy de su agrado.
Pero seguiré luchando, por este pueblo, por su gente, y por mi, para olvidarte.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.