nav-left cat-right
cat-right

Madre, mariposa vuela.

Caminos y caminos.

Mi alma empuja,
la razón aprieta,
los caminos bailan.

Mis ojos que me miran,
todo se dibuja,
mi memoria de prisas.

Errores…, los que carcomen el alma, que roen y roen a mis espaldas.

Una mariposa canta que no cante,
que recuerde mis alas,
que mis vuelos lleguen,
a mis miedos y llagas.

Caminos cortados no valen la pena,
que ríos secos no llenan veredas.

¡Abrir ventanas, mostrar las velas!

Llegué al puente, suspendidos mis pies en el tiempo,
denso y pesado en esperas!

El orador lidiada,
con palabras y golpes certeros,
abriendo paisajes, encuentros,
senderos, veredas, siempre hilos inquietos.

Jugaba a miedos, los de antes, los míos, los vuestros.

Mi sol apagado, sólo nubes secas en el tiempo.

Camino de reflejos, los míos y los vuestros.

Las piedras ,hoy, mantienen senderos,
vidas de aire, palabras al viento.

Muros apoyan mi alma, mi consuelo,
caminos equivocados,
mi derecho,
ganados con segundos de vuestros sueños.

Dedicado a mi madre: Encarnación Fructuoso.

P.D: El barco que no navegue en mares, no puede conocer las olas!

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.