La Luna colgada del cielo
me guiñe su ojo de Luna
yo con mi mano saludo
ella mis pasos alumbra.

Redonda pelota de nieve
que va rodando y rodando
nocturna pastora de estrellas
que cuida blanco rebaño.

Testigo ocular de tantos
amores y desengaños
hada de blanco armiño
madrina de enamorados.

Luna, Lunita mía
dame tus blancas manos
para jugar en la noche
saltando por los tejados.