nav-left cat-right
cat-right

Lugar azufre

Hay un color que no distingo,
ni siquiera se me ocurre su nombre,
tampoco su sombra,
menos su real sombra…

Hay un color interno
en las rendijas,
en los detalles,
en la pasión aturdida,
en el pasadizo,
en las hondonadas,
en la reacción…

Hay un golpe guardado, recóndito,
asumido,
perdurable.

Hay mucho de eso,
hay terribles pasos,
gargantas pútridas,
voces sempiternas,
silencios enmascarados…

Somos entonces los flexibles
problemas de un mundo perfecto…

En demasía cercano,
al menos frutal…

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.