H.

El cariño se desvanece entre recuerdos.
La nostalgia del instante deslumbrando tus pupilas.
Los ecos de mi ausencia son eternos.
Tú solo báilame el agua en mis mejillas.

Acostúmbrate al dolor porque nunca lo echarás de menos.
Razón deja que piense el corazón, callemos…