Llamarte amor quisiera
En la impávida noche oscura
Que me invade de tus recuerdos
Lejanos como luceros.

Llamarte amor quisiera
Cuando veo tu dulzura
Que inicia en tus pupilas
Y termina en tu sonrisa.

Llamarte amor quisiera
Cuando besas el alma mía
Y la envuelves en caricias
Armónicas de prisa.

Llamarte amor quisiera
Porque alumbraste con tu presencia
El caos de mi tormenta
Volviéndola una tempestad serena.

Llamarte amor quisiera
Y no puedo hacerlo
porque es prohibido lo que siento
Y prefiero callarlo en mis adentros.