nav-left cat-right
cat-right

Libro

OCEANOS Y PUENTES

AMOR

CARICIAS

MAÑANA,

MUNDO

ERRANTE, JUVENTUD. Si

DENSIDAD. Si

Dí.

LA HOJA

MADRID (6 dic 2006)

MAZARRON (19 ENERO 07)

PRIMAVERAS. 28.03.07

VUELTA. 24.04,07

SU TONO DE PIEL. 5.05.07 Y CORREGIDO 2PAG DESPUÉS

Poesia vaga.. 8.05.07.

EL AMOR. TOMA 300

EL BESO. 23.05.07

SALON. 28.05.07

LOS ODIOS DEL AMOR. 16.06.07

EL HOGAR. 18.06.07

GRACIAS AL CIELO. 21.07.07

ELEGANCIAS. 22.07.07

HECHO DE MENOS A TI. 22.07.07

QUIEN SOY YO. 02.10.2007

( CALLEJÓN DEL HAMMEL….10.10.07…DE HABANA 2004)

LA VIDA . 10.12.2007

DEL QUERER….1.10.07

NIÑOS 5.11.07

EL CID,

LA LITERATURA. 5.11.07

AMAYA. 7.12.07

ENTRE TODOS, AUTORRETRATO. 11.11.07

POEMA INCONSECUENTE. 8.12.2007

UTOPIA 20-12-07

PESAD-ILLA 21-12-07

PUPILA 27-01-08

UNA LIBERTAD (DESCUBRIR) 27-01-08

EL ABRAZO 17_MARZO 08

ESDRUJULAS 17-MARZO-08

HOLAS Y ADIOSES 24-MARZO-08

2º INTENTO 250408

OCÉANOS Y PUENTES

Entre los labios y la voz, algo dentro de cada uno se va muriendo, sé que busco y contigo encontré a alguien que huela a madreselva y a lavanda entre los senos. Con riesgo a equivocarme, aún no he hecho mi inventario del mundo, seguimos con el experimento de la vida, configurándonos una personalidad es este mundo convulso, tragicómico y primordial.

Creo únicamente en la matemática pura del corazón y los sentimientos, la del alga, la madera y el navío, en las heridas frescas, indudables y necesarias. No puedo proponer porque sucumbo, ni encuentro demasiados aciertos en la utilización de las palabras, salvo en raras excepciones de esta andadura. Elijo el repaso distante del océano, la energía de tu idioma blanco de rugidos, la potencia de tu mensaje, en esta inmóvil soledad llena de vida, tensiones, repliegues, gusto salado, huella que se borra casi al instante.

Lo cotidiano de cada día, también es un milagro que hoy acierto a ver mientras te oigo respirar a mi lado, dormimos. También si estás amor en el árbol, o si lloras conmigo, creo en el amor de los marineros que besan y se van, dejan promesas y no vuelven nunca jamás, amor que puede ser fugaz o eterno, liberado para poder de nuevo alguna vez volver a amar.

Nunca jamás volveré a peinarme, sólo dejaré que el viento del mar, de cualquier parte lo haga con maternal gesto, quizá sea tu mano la que quiera hacerlo, ebrio otra vez, ebrio de tanto soñar, de seguir hilvanando pequeñas historias, y sólo son ciertos los padres y hermanos, amigos y nuestras familias, y eso hace que hoy tenga el corazón lleno de risas.

Estas páginas son una parte de la canción de un corazón tan pequeño que no quiere regresar, regresar me produce un bostezo intenso, me quedo contigo y con las aves, la arena y ese mar inmenso, como puede uno sentir que lo ha perdido casi todo y a la vez todo lo tengo. Esperanzado miro al sol irse y grito con una voz, sorda, sin eco.

No sé a quien ni a que precio compré yo esta noche la soledad que poseo, camino sobre una soga llena de nudos, sobre una inquieta caja de madera entre las olas, sobre un cuadrado de tiempo completamente móvil, aún así hoy tengo la alegría del pescador y su primer pez, del panadero y su primer pan.

“Ama y haz lo que quieras”.

AMOR

De amor extremo que fui, leve afecto aún no soy.
Pasé sin dedicarme a nada, sin aplausos la juventud,
con poco juicio y virtud, una vejez encantada.

Y del amor me quedó, que lo sentí, que aún lo siento,
que es tristeza o es calor que siempre acaba en lamentos.
quizá alguna vez no, ese daño apetecido,
ese triunfo abatido pueda quedármelo yo.

Y se acaben las mudanzas, las esclavas libertades
reinen al fin las verdades, las eternas confianzas.
Ya se sé que nada en el mundo dura,
que todo lo acaba el tiempo,
que lo que ayer fue dulzura
se torna arrepentimiento,
que la palabra amargura, de amar sólo tiene un medio
y que el resto es la locura del que ama sin remedio.

Yo lo sé, aún estoy roto, de los placeres me agoto,
de los amores pasados, de los que aún no se han ido
del que comparto contigo y que subsiste a tu lado
de este que aún es pecado, que continúa encendido,
que hay que tratar con cuidado, para poder descubrirlo,
ese que habrá que regarlo, sin que lo queme el olvido.

“No quiero ser a costa de la vida, sólido y razonable antes de tiempo.”

CARICIA

Allí donde agrupadas las caricias
dejen al fin mis manos descansar,
esa es al fin mi aldea, doy las gracias
y no quiero salir de ese lugar.

Llevadme por favor busco armonía
a ese mundo de abrazos sin parar,
me llevo el tacto, a él, por compañía
y en este reino al fin vivir en paz.

Y aquí se queda mi alma soñadora
que a veces ahogo furtivas lágrimas
que otras creyó perder la cordura
en un puñado de pequeñas páginas

En nuestro país sin palabras,
en ese de caricias puras
de pieles y manos que hablan,
que manos y espaldas se unan

Y hablen con caricias duras
o toquen con suaves tonadas
canciones de pieles futuras
con pieles ya viejas, cansadas.

“ ¡ssssshhh calla!, duermen las flores y en la onda transparente del cenit verdoso vagan, misticismo de suspiros y perfume de plegarias.”

MAÑANA

Porque presiento que nunca veré,
de mi cuerpo salir a mi alma,
de mi cárcel salir, de esta piel
el tranquilo fluir de la calma.

Sigo la senda donde atropellada
se fue mi descanso y mi sueño, en fin mis ganas,
dejé tendidas alguna esperanza,
un pedazo de ti, después no hay nada.

Ser que nació y que muere esta mañana
en la desierta calle de las causas,
de tu voz aún recuerdo la silueta,
de bellas formas, sólida apariencia.

El sol de rojas llamas me declara
sonrisas de momentos, aún me llaman.
la mañana que fulgura y alborea,
es tonada que los bienes nos regala,
pues tenemos hoy la suerte y la certeza,
de estar vivos, no sabemos si mañana
podremos amar, besar, decir palabras.

No dejemos hoy entonces lo de amar,
no sabemos cuan de lejos es mañana,
y vivamos este día como ayer,
y el ayer, como el hoy como el mañana.

“Continuo en las nubes, ven conmigo,
sueña lo que quieras, sueños grandes como tú.”

MUNDO

Yo necesito un mundo que no existe,
un mundo que nos asile y nos escuche,
no aquel que nos aísle en un estuche,
tierra esa sin lamentos, ni reproches,
una de hondos caminos que persisten,
con más tierra y más mar, quizá dos soles,
que van a iluminar, quitar dolores.

Un mundo de poetas, vagabundos,
llenito de cantinas y de amores,
sin himnos y sin guerras, con canciones
con patrias sin fronteras, sin razones,
sin hambre y sin violencia, sin rencores.

Les invito a este mundo que yo anhelo,
tráiganse a conocidos, familiares,
gente de algún lugar, de otros lugares,
gentes del cielo y mar es lo que quiero.

Plantaremos selva y mar,
dormiremos en el suelo,
pintaremos al andar,
un horizonte de sueños
y la tierra quedará
llena de caminos bellos,
de colores, de verdad,
de ilusiones, ya sin velos,
de recuerdos y de paz,
llena de espejos sinceros.

“ Qué lejos el huracán, pone uno de otro los sitios,
Qué difícil es los fácil, qué cerrados los caminos.”

ERRANTE

Cuando en tránsito deambules, caminante
cuando perdido andes como errante,
y tus pasos no lleven adelante,
piensa que somos muchos de esa parte,
que no encuentran descanso en un lugar
que reposan un rato que es un arte,
para luego volver a caminar.

Dejamos el disfraz, así sin sastre
y un día de estos no tendremos más,
caminos paralelos, un dislate,
será ese día el de por fin volar.

El amor prenderá su candelero,
en el tronco reseco de mis venas
una noche en cualquier lugar del cielo,
volverá a repetirse esta condena.

Porque este año ya huye,
y otro viene y nos gobierna,
un desnudo labio nos quema,
alguien se enamora, lo intuye.

Del cielo cae el amor, una estrella
y ahora se convierte ella en llama
otra vez pone en marcha ese tren,
de esa llama de hoy que es mujer,
de esa estrella que llaman Amaya.

DENSIDAD

Densas lumbres
ubres solidarias
urdimbres, nalgas
techumbres solitarias.

JUVENTUD

Mañana no habrá sol,
ni alegría del agua,
pero aún hoy hay amor
y la vana esperanza
de volver a brillar
de tener confianza
y la mejilla cálida
doradas noches largas,
el humo y la distancia.
juventud anegada,
por penas, tiempo y trampas.

Juventud que circula,
por las venas más altas,
venas como nevadas,
cumbres de altas montañas

Tenemos ilusiones, proyectos, lontananzas
y carros y vagones,
con piedras y con plantas,
las piernas de mujer,
y las verdades francas,
las tardes de leer,
las noches de resaca,
trabajos que perder,
si hasta tenemos lanzas
y rectas que torcer,
y castillos y plazas.

“El viajero debe golpear en uno y otra puerta extraña,
hasta poder llegar a la suya y ha de marchar errante por todos los mundos externos, para alcanzar al fin su santuario más intimo.”

DI

Di que querías ser viajero experto
hombre de algún retrato místico
o acaso vagabundo, feliz y contento,
estatua dentro de cincuenta años,
morirme en mi sustancia, ser columna.

Di que demasiadas veces
intentaste hacer música y lo lograste
y te sentiste, un instante, poeta en ciernes,
otra vez sólo quisimos ser muros gigantes.

Mientras, la marihuana y el vermú rojo
destilan mares verdes y sangres en mis tripas,
hablan de cursos rotos, con lágrimas verdes
o me roban luces verdes, de ojos con luces,
aún más verdes.

Me desconozco, te desconoces.

“Yo sé que ver y oír a un triste enfada,
cuando se viene y va de la alegría
como un mar meridiano a una bahía,
a una región esquiva y desolada.”

DEJENME

Que me encargue yo de la gloria futura
que se encuentre con mí, la princesa encantada.
que decida mi yo, la siguiente parada
y pueda devenir, de mi vida, mis dudas,
que descanse o me pare,
como el que sueña o fuma,
y me meza en el aire, en el humo, en la espuma,
y que nada distraiga, esta informal locura.

Dejen hoy que me caiga,
de reír o a amarguras,
que mi cara a mi mente,
material transfigura.

Les ofrezco dulzura,
natural pensamiento,
y mil balsas con dudas
y un abrazo y el tedio.

El final de este cuento,
una rama y dos viudas.

LA HOJA

Cuantas veces en la frente una mano
y en la otra el papel, la mirada
en el aire una idea rondando,
entre el blanco papel y la almohada.

Entre el blanco papel y la mente
un reguero de tinta separa,
entre el blanco papel y la muerte,
una sólida lucha se entabla.

El papel con su virgen blancura,
solicita de mi ya esa idea,
y resulta que hoy tengo alguna,
algo incierto, hay belleza esperada.

Y la luna alumbra una palabra,
la palabra el color, la hermosura
y la línea al papel, camaradas,
queda asida y de ahí su frescura

Y la hoja, el papel, queda impresa
y la idea quedó reflejada,
la palabra al papel quedó presa
de la idea algo está declarada.

Epílogo:

¡Jamás hallará forma un pensamiento,
ni el deseo las palabras, hallará!

“Ayer, espeso como una selva, aprendí todo en el ayer,
para que el mismo ayer, no vuelva.”

AYER

Y el tiempo que ha de pasar,
no es mejor que el que ha de venir
ni el que hubo en su lugar,
es peor que el que aún no ví.

No ha de durar lo que espero,
más que duro lo pasado,
pues duró lo que ha durado,
parte de un tiempo con esmero.

Por eso yo invoco al tiempo,
es este el único dios,
que diligencia tan viva,
tuviéramos toda hora,
la esperanza ya cautiva,
prisionera en una boda.

Unos por poco valer,
otros por no tener precio,
los menos por no tener,
cuenta cuentos, sacrilegios.

Los placeres corredores,
temporales los lamentos
y la muerte la jugada,
final de esta vida-sueño.

Pero esto no es cosa fuerte,
porque al pobre como al rico,
siempre lo encuentra la muerte.

“Imaginad un poeta describiendo un desengaño
se extravía, se confunde, escasea.”

OTRO

Y otro amor, sé que vendrá,
sé que tendrá nuevo aliento
dando sentido y bondad
a este lugar un momento.

Luego volver a arrancar
nuevo pasajes y cuentos,
algo de felicidad
seguro nos llevaremos,
si alguna supimos dar,
sin esperar nada nuestro.

Pero no debo esperar,
que sobreviva a este invierno
porque algo sé de verdad,
que nos cruzamos un tiempo
no podemos esperar,
hay que vivir el momento.

Vivimos en sociedad
y estamos solos por dentro,
lo que tienes y no das,
siempre lo acabas perdiendo.

Las ansias de libertad,
de compartir los proyectos,
cama y vino, sueño y pan,
y este momento que es,
mío, tuyo o mejor, nuestro.

“Seguimos avanzando hacia el futuro,
apoyándonos en nuestro pasado,
rectificando nuestros errores
y manteniendo nuestro aprendizaje en positivo”.

MADRID

Es Madrid patria de todos,
porque es un mundo en pequeño,
son hijos de igual cariño,
nacionales que extranjeros.

Es Madrid jungla de asfalto,
es un reguero de sueños,
donde acaban caminando,
muchos perros ya sin dueño.

Es Madrid como un milagro,
lleno de gentes del mundo,
de ricos, de vagabundos,
de lugares con encanto.

Mi Madrid, un pueblo grande,
con barrios de todas clases,
con lugares elegantes,
con gente de todas partes.

MAZARRON

Mazarrón fue un lugar,
pueblito de pescadores
donde no quedan razones
para levantarse tarde.

Las gaviotas, los colores,
no te dejan ser cobarde,
y tu duermes en la cama,
yo me despierto en la playa,
vaya pues a donde vaya,
siempre te vienes conmigo,

Ande despierto o dormido,
conmigo vas siempre Amaya.

PRIMAVERAS

Brumosas primaveras,
estaciones del sueño
yo os estimo de veras,
venid llenas de pasión, no escasas
traed vientos de paz a las veletas.

30 AÑOS

30 años no son muchos
si son años buenos,
si son de otra clase,
10.950 días, más o menos,
pase lo que pase.

“Todo se irá, la tarde, el sol, la vida,
será el triunfo del mal, lo irreparable,
sólo tú quedarás, inseparable
hermana del ocaso de mi vida.”

EL AMOR

El amor es sin aviso
y se pasa tan deprisa,
que las huellas se divisan
en lo hondo de uno mismo.

El amor como un ocaso
anda oculto de si mismo
y se va volviendo escaso
o lo visten de civismo.

El amor ese lamento,
esa mirada preciosa,
este hermoso sentimiento,
que mueve todas las cosas.

Ese amor, misterio, cuento,
el motor del universo,
está sólo sin personas
que den vida a ese momento.

“La noche llegará y llegará el invierno,
su sombra esconderá el gran palacio verde del misterio”

VUELTA

Las despedidas saben a burbujas de Txacolí o a sidra recién tiradas, durando lo que un beso o un trabajo, una vida, poco. Los días que nos quedan son convictos, pueden ser tendenciosos o de gloria. De ti, de mi, depende descubrirlos, que acaben en jaleo o quizá en boda.

Es la vieja consigna vida o muerte yo me quedo con el clavo y la madera. Espero el tener al menos suerte y que tu esperes allí en la otra rivera.

NARWHAL

Cogí hoy el tren de mi mente,
y me acerque hasta Estambul,
y el cielo no estaba azul,
ni vi cúpulas sonrientes.

“Y a los arbitristas y reformadores de oficio, convendría advertirles:
1º Que muchas cosas que están mal por fuera están bien por dentro.
2º Que lo contrario es también frecuente.
3º Que no basta mover para renovar.
4º Que no es suficiente renovar para mejorar.
5º Que no hay nada que sea absolutamente impeorable.”

Una buena hora para escribir, muy temprano o muy tarde,
Una buena hora para tener pensamientos placenteros, ahora,
Un buen lugar para hacer feliz a la gente, este.
Un buen momento para que la poesía inunde cada acto, cualquiera, todos.

SU TONO DE PIEL

Su tono de piel era arena, es de almendra, es canela
su tono de piel es de crema, es de tierra y es de sangre,
su tono de piel es tijera, es cerveza, es de alambre.

Tu tono de piel es de cera, es de miel, quita el hambre
tu tono de piel es madera, es certera y es calmante,
tu tono de piel verdadera, es sincera, tu manera,
de vestir de seda el bien, de tu verdad, un alma entera.

Ya no se yo ni con quien, hoy comparé esta quimera,
de los tonos de la piel, el de la nuez, la junquera,
la piedra, el café, el pincel, que nos lo puso de piel,
de horizonte o de inocente, desde el vago al indecente,
todos vestimos un traje, de color en este viaje;
el amarillo, el indígena, el gitano y el piel roja,
el negro, el verde, el hindú, el vainilla y el mestizo,
el ario, el ruso, yo y tú, y el horizonte infinito.

Este amanecer tan lindo, tan siempre lleno de signos,
el anochecer maldito, que llega hoy a la playa,
que me dice que me vaya, que “pa” mí no hay ningún sitio,
y los barcos de papel sobre la acuarela azul,
que es el mar de mí querer, que es un velito de tul.

Un azul de ola y vaivén, un paisaje tan querido,
un cachito de papel, “pa” gritar que estoy vencido,
que no lo intento esta bien, prontito estaré dormido.

Se me olvido el tono piedra, el del mármol, la rocalla,
se me olvido el de la hierba, la selva, el tren y la cama,
pero recuerdo el color, que de quien, pues el de Amaya.

EL BESO

El beso crea adicción,
es agua fresca en los labios,
algunos son de algodón
y otros parecen extraños,

Los besos son necesarios,
los hay de pura pasión,
de lejos, de corazón,
los hay que te hacen esclavo,

Ruinas de besos, empresas
desconocidas, en crisis
soluciones de madera,
besos, vasos, vinos, bilis.

LA RIQUEZA Y LA POBREZA

Diré sin citar el día, lo que un día la pobreza,
le dijo a la parte rica, que algunos llamas riqueza,
de mi parte tu destreza, que yo exista necesitas,
soy tu, rota y con aristas, aunque nada te interesa,
que las dos espero un día, compartamos una mesa,
todas las manos unidas, sin motivos, la certeza
de que seremos amigas sin distinción la proeza,
alianza con el mimo, de esta estación que transitan,
niños, maduros y viejos, pero aun estamos lejos,
y la pagina se acaba, así aún hoy riqueza y pobreza,
continúan separadas.

“No sé realmente si estoy viviendo, antes del prólogo o después del epílogo,
Y tampoco intuyo si es mejor o peor. Llevo dos o tres principios fundamentales, mezclados bajo el brazo, cuantas “causas belli” o mejor diría cuantas “belli causas”.

POESIA VAGA

La poesía vaga, puede ser la mejor,
quizá por que no intenta verdades ancestrales,
ni lucha y se desvive por todo lo inmutable,
por que pelado el cable, puedo ver el sensor,

Cuando la poesía, está tranquila y triste,
es cuando resplandece con nubes de utopía,
mientras cuando es alegre, torpe se vuelve y fría,
ya no se que decir, y escribo con despiste,

De una u otra forma, yo trato algunos días,
de que esta haga gimnasia, mi vaga poesía,
ya sea cuando en cuando, un párrafo un versito,
ya sea con palabras, con sonidos, con ritmos.

CADA DIA, OTRA VIDA

Cada día en esta tierra

es un nudo de sorpresas,
hay días que son de arena,
y otros los más que pesan.

Los hay que huelen a hierba,
llenos de sueños, de ideas,
tan bonitos que marean,
de palos, pinos y piedras.

Me gustan los de colores,
los de ahora, los de siempre
los que han de venir en verde
y aquellos de sinrazones.

Las noches largas y en vela,
el sol que sale y se acuesta,
casi desnudo en la mesa
escribiendo a mi manera.

Con palabras imprecisas,
sin contar nada muy claro
atisbando de las cosas
muchas veces los pecados.

Hoy me quedo con los días,
con las noches, con las rosas
el sonido de las olas,
las tardes a la deriva.

Esta vida sin sentido,
consentida y decorosa,
pesimista y olorosa
es todo esto es lo que digo.

Epitafio/Epílogo:

Ojala el cielo me aporte,
la mitad de lo vivido,
la mirada en ese escote
lo bueno de lo prohibido.

Quizá la otra vida es mentira,
eso creo, buen amigo
aprovecha esta aventura
que consiste en estar vivo.

SALON

Lo que miro ahora enfrente de mí
paredes, sofás, cuadros, telares,
con inmensos ventanales
que me reflejan a ti.

Nuestras fotos y tres mesas
acompañan la partida
y cajitas con huidas
con recuerdo de otras fechas.

En la cocina alimentos
y en la cama nuestros cuerpos,
fundidos, cerca, durmiendo,
y las plantas a la luz.

Hacia fuera el sol, las calles,
uno y mil días ardiendo,
afuera estás tú y yo adentro,
y me marcho, echo la llave.

LOS ODIOS DEL AMOR

Los odios del amor hoy tienen hambre,
dicen hoy no va más y sin embargo,
gritan y vociferan por debajo,
y uno siente que es poco lo que sabe.

Y prometí no abrir este cuaderno,
crecer y madurar, hacerme grande,
y me encontré otra vez en el averno
a orillas frente al mar, el ser gigante.

De rodillas, sentado, y tú que tal,
me quedan desayunos despertarte,
los odios del amor, en fin, se van,
delante pescadores, caminantes.

Cada uno con su amor es juez y parte,
floja es la tentación, la de besarte,
odio-amor, arman el esqueleto de la vida
poco se puede hacer y es ya de día.

Yo ocuparé mi misma mesa clásica,
en cada amanecer desde la playa,
no haremos caso ya del que se vaya,
como embrujado escribiendo más paginas.

Y en mi cuaderno yo iré introduciendo,
las piedras, pies de aquel, pipa canalla,
pues no se yo de ayer, se de hoy, mañana,
que no se adonde voy, y soy de Amaya.

“Nadie nunca te reemplaza y las cosas más triviales se vuelven fundamentales, porque estas llegando a casa”

HOGAR

El hogar es un lugar,
que tras mucho caminar,
uno de repente encuentra,
sitio donde regresar,

Al final de cada mar
y después de cada cuesta,
uno lo puede o no hallar,
y pasar sin darse cuenta,

de que existe aquí en la tierra
un lugar en el que asirnos,
un pedacito de pan,
para cada uno, un sitio.

GRACIAS AL CIELO

Gracias al cielo,
que me dio mis ojos,
con los que mirar el mundo,
con los que buscar la paz.

Gracias al cielo,
por ser tan profundo,
mucho más que el mundo,
del azul del mar.

Gracias al cielo,
que me dio tus manos,
tus ojos, tus labios
y tu voluntad.

Gracias al cielo,
que me ha concedido tanto,
diome la voz, diome el canto,
el latido y casi paz.

Gracias te digo
tu amigo me has dado tanto,
puedo ver nubes y barcos,
y sentir la luz del mar.

ELEGANCIAS

Me acongojan, perdón quise decir,
me acojonan las eternas e intimas
inquietudes del espíritu, ellas inspiran
los más arrebatados, los más líricos
cantos y cuentos, los mejores poemas.

Y cuando, cuanto sentimos
el momento de extinguirnos
cuando ya no quede nada vivo,
ni las olas de los pesares,
ni los impetuosos mares
ni la luz, ni la sal y el viento.

Cuando ya no hay movimiento,
ni alas, ni vicios, ni bares,
ni despertar del solsticios,
ni chicas guapas sin trajes

Y así en tremenda confusión,
sentimos hecho jirones,
de nuestra vida el color,
sin prisa los corazones

Dejan de latir los dos,
el cuerpo que da la vida,
la que sentimos prohibida;
muerte y vida, paria y dios.

TE HECHO DE MENOS A TI

Tus pequeños labios rojos
perfilados con cincel,
esa vaga languidez
piernas hechas con pincel,
tu morena y dulce piel,
y también la blanca tez,
y esos frutos orgullosos,
donde se sumergen tus ojos,
del color del día de ayer.

Atención, hemos abierto una fábrica
que va a hacer buenos sentimientos,
medidos de magia y de viento
y puestos aquí en papel.

Venimos flacos al mundo,
sin amor y sin comer,
me pregunto que he de hacer,
si me siento moribundo,
como un perro vagabundo,
tengo hambre y tengo sed.

Primero sin volar perdí mis alas,
mi plumaje en mil guerras se deshizo,
después en el vacío con palabras,
volví a volar, a querer, a quien me hizo.

Por eso lleno de arrojos
quito cadena y cerrojos,
cambio penas por hinojos,
en esta piedra tú y yo.

Y ya tengo por costumbre,
levantarme cada día,
y ver desde mi ventana
a veces con cierta alegría,
el sol, la primera lumbre.

“Hay cuatro cosas que me hubiera pasado mejor sin ellas, amor, curiosidad, tristeza y dudas, y ahora vivo por, para, de ellas”

LA VIDA

Cabe la vida nuestra en el soneto,
empezando con lánguido descuido
y a penas amanece ya se ha ido,
la infancia y se marcho el primer cuarteto.

Viene la juventud y los secretos.
de la vida que pasa inadvertida,
y tal como llegó, se fue, se ha ido,
y ya han de comenzarse los tercetos.

Maduros al mirar ayer tornamos,
añorantes y ansiosos al mañana,
y así la madurez, nos la fumamos.

Y cuando con la vejez allí llegamos,
es para ver con la experiencia en llamas,
que no sirve de nada, que nos vamos.

Ame, me amaron, no me fue mal.

NIÑOS

Y uno recupera, su esencia de niño,
me vienen recuerdos, dorados, tranquilos,
los ojos atentos, la tinta en su sitio,
es lunes de otoño, aprendo, me rindo.

A este profesor, a estos treinta niños,
hay uno que escribe, hay uno dormido,
hay diez chicas guapas, hay uno intranquilo,
dos ríen, se pasan, y alguien tiene frío.

Los de la ventana, miran al vacío, afuera, a las gradas,
de un mundo tardío, mesnadas de críos, de edades tempranas,
es nuestro este mes, que pronto se escapa,
leer al revés, subrayar palabras.

La clase está bien, la hora acabada,
examen al caer, recreo en sus almas,
y entiendo a José, el santo enseñaba,
y creo poder, ver hoy mi destino,
como san José, ser hoy de los niños,
aunque no hay leones, hay juegos en vivo,
hay risas de hombres n cada camino.

Aprenden, critican, piensan, es lo mismo,
hoy este cantar, que tuvo su ritmo,
se debe acabar, pues todo esta dicho,
va el timbre sonar, va el chico a otro sitio,
hoy pudo pensar o quedarse frito,
teatro al llegar, más vida en sus ojos,
no hay miedos, ni inquinas, muchachos graciosos.

LA LITERATURA

La literatura da discernimiento y gusto,
algún que otro disgusto, a aquel que se le acerca,
adorna y enriquece, las páginas de ciencia,
clarea y perfecciona, lo hace el fin es suyo,
nos da el conocimiento del ser que nos rodea,
encumbramos su esencia, en hoja que es pelea,
de tinta y de papel, un rayo en un murmullo,
cancela de miguel, es primer apellido,
yo cerca al lado de él, delante nuevos niños,
treinta dos esta vez, también parecen finos.

Y la literatura se apodera de nosotros,
nos hace perros viejos, nos vuelve un poco locos,
y con rápido vuelo, este renglón recojo,
sobre nosotros mismos, echamos los cerrojos,
comienza aquí el misterio, de un arte sin rastrojos,
un halo de remedios, un rastro que es de hinojo.

Comunica y difunde, la ciencia, o la emoción,
la temperatura del ánimo, un rostro, una fracción,
de lo que somos todos, de lo que da valor,
y ya llega el invierno, cambiamos de estación,
navidad es un tiempo, para meditación.

Y un chico me sonríe, otro apura un renglón,
entregan el resumen, de otro texto veloz,
en su cerebro sube, esquiva la lección,
son jóvenes y bullen, son unos treinta y dos.

La ciencia que es la lumbre, la leña es el renglón,
que pule, explica y urde, los lazos de las dos,
ciencia y literatura, son música y canción.

AMAYA

Camino de Macarrón,
pequeñita es mi nación,
cabe dentro de un botón,
pegadito a tu talón.

Vivimos de la emoción,
conduciendo raya a raya,
vete amor por donde vayas,
contigo voy siempre yo.

Curva tras curva mi Amaya,
razón de mi corazón,
formas parte de mi alma,
somos parte de uno en dos.

Dos anillos engarzados,
con fibra multicolor,
nada soy sin tu palabra,
y mi palabra “pa” vos.

Tu mirada es mi mirada,
hasta un grito es son, canción,
conductora bien amada,
dulce hada en mi colchón.

Mi pecho siempre tu almohada,
y tu razón, mi razón.

ENTRETODOS, AUTORRETRATO

Entre todos hallarán la forma de aquietarme,
los modos, las maneras, del desastre
yo de pequeño era una fiera,
ahora de mayor soy más cobarde.

Y ya con treinta años pinto esto,
poema autorretrato, el tema pinta
parece para mi ya está agotado,
en el espejo miro y ya no acierto,
a ver hasta el lugar donde he llegado,
sólo veo traspiés, manchas de tinta,
y un libro de poemas de machado.

Alguno leo alguno me he inventado,
de una palabra tuya un poema llano,
sin miras ni espesuras ha salido,
llorando todo joven de mis manos,
y aún no amaneces y está casi acabado.

Y yo por fin me voy y aún no he venido,
me quedan cuatro líneas y no he dado,
ni una pincelada de mi mismo,
lo siento cuando miro es todo abismo
y el vértigo me agarra como un rayo,
que recorre mi cuerpo mal parado
en días de depresión y de optimismo,
les cuento este fue Alejandro Bravo
pobre poeta en ciernes, mal camino.

Hay temas superiores, cualquier sitio,
más fácil describirlo, con más brío,
más merece una piedra el febril canto,
de lo que sucedió, cruel destino.

Pues sólo somos uvas de un racimo,
todas no pueden ser buen vino tinto,
podemos ir a misa los domingos
y sentirnos mejor por lo que somos,
pero no callarán los donativos,
la culpa de la guerra somos todos

Ahora miro aquel viejo tan sencillo,
le tiemblan ya las manos, mente clara,
maneras de vivir tan “in”, tan bravas,
que son mezcla de anís y agüita sana.

El humo y el carmín guían la vida,
tan humana y febril, tan ruin, tan cara,
y en este autorretrato decidí,
que ya no soy el sueño de mis causas,
que poco sé de nada, sé que aún es mía.

El que ahora mismo escribe aún en pijama,
a todos dije, de todos aprendí,
un par de trucos de gastadas cartas,
aún hay nuez y castañas entre mis sábanas
y todo se lo juro, se lo di.

POEMA INCONSECUENTE

Poema inconsecuente, con rima de alga verde,
hoy vas y me levantas y sólo son las siete,
el sol y el mar se abrazan, se quieren y se siente,
el agua prende en llamas y una esperanza bebe.

Allí en la lontananza, vienen dos viejos, vuelven,
un pescador, su caña y este que ni se mueve;
y sobre las entrañas, de la tierra se pierden,
mil y pico millones, de pequeñitos seres,
jugar con las palabras y con la prima Irene,
joven poeta nueva y niña hada verde.

Y poco importa lo que ha de llegar,
siempre se encuentran mundos diferentes
hacia los que tendré que caminar,
futuro luminoso, aún ausente,
los temas los de siempre junto al mar, ( amor y tal )
yo sé que en la ciudad es diferente.

Pero en esta bahía sin parar,
escribo y fumo acabo siempre sólo,
y me cuesta dormir, dejar de hablar,
me da miedo morir sin ver la muerte,
dejar de sonreír dejar de verte,
dejar de acariciar de hacerme el fuerte.

La página se acaba y al cerrar,
el libro ya se acaba, el hilo muere,
otro carrete engarzo y a tirar,
del carro, los caballos y la mente,
del cuerpo, sentimientos, soledad,
destierro aquí en la tierra a un ser ardiente.

Y tu estás tan dormida, tan ausente,
tu risa mi bandera y tus caderas,
mi ancla donde huir de la corriente.

UTOPIA

Hoy he creído encontrar las características estructurales de la utopía,
he buscado la libertad, futuro crítico en paz y estoy lleno de alegría,
de motivación que habrá de pasar por agonías, educación e igualdad,
par de una dicotomía, imaginación y sueños, proyectos grandes, pequeños.

Apuesto por la equidad, por estaciones sin dueño, sin reglas fijas, sin mal,
no hay opresión hay deseos, amor y fraternidad, utopía pues en verso,
beso preso en soledad, naciones, familias, pueblos, mi cercana navidad,
ojala hoy pueda verlos, los persigo con piedad, los días buenos, eternos,
pueden ser todos si vas, acumulando recuerdos, de esta vida que es cantar,
duro trabajo, hace viejo.

Vocación vaga, cambiar, crecer y hacernos más tiernos,
dejar hablar, escuchar, teorías, frases, cuentos
miedo ralo sin cortar, prefiero el cuaderno en blanco,
a la línea regular y tus pies y tus encantos,
seas quien seas bondad, utopía de ser franco,
valiente blanco a apuntar, ironías y fracasos
enseñanzas y a esperar, vida atípica, anecdótica,
luz, camino, agua y sal.

SERÍA IMPOSIBLE

Sería imposible ser sin buscar,
y buscar sin esperanza,
y esperanza sin sueños,
soñar sin pasión.

La pasión sin amor es posible,
pero acaba estando agotada,
y sin el amor no hay nada,
pues todo lo hace posible.

Difícil un mar sin playa,
blanca, fina o de rocalla,
pocos árboles sin ramas,
para colgar esperanzas.

Hay pocas ciertas certezas,
algas de tiempo sin cargas,
claras alas desgastadas,
posguerra en guerra enfundada.

Tu leyenda es invencible,
un invento apetecible,
con más virtudes que trabas.

“Recuerdo cuando era niño y aún no me cabía el dolor en las manos.”

PESAD-ILLA

Hay pocas verdades eternas,
y muchas mentiras viajeras,
mi madera en tu canela,
y otras tres o cuatro letras.

Hay segundos parecidos,
plácidos, pobres, batientes,
vestiditos con nocturnas,
esperanzas aún calientes.

Mi vida fue este segundo,
un agente entre más gentes,
un día estoy moribundo,
otro fui un tipo valiente.

Disfruto la compañía,
de casi cualquier persona,
pero mis mañanas solas,
no las cambio por ninguna.

Escribo, vivo y corrijo
poco, aunque yerre, lucho
en mi piedra de aguilucho,
con un mar y el sol tan fijos.

Y esta escena de diciembre,
de viernes siete es “pa”siempre,
o “pal” tiempo suficiente
hasta que venga la muerte.

O mejor terminaría,
hasta que vengas a verme,
y mis temas, recurrentes,
poco nuevo, nada invente.

Rima corta y decadente,
como el vino y la costumbre,
aunque de entre tanta línea,
una fue como una fuente.

Que me encontré de repente,
límpida, fría, influyente,
y ya me he roto tres dientes,
maxilar y una rodilla,
el corazón varias veces,
rebuscando en mis coplillas,
algún versito decente,
o doradas barandillas,
escalones, cuerdas, sillas,
para sentir diferente.

Pero soy inconsecuente,
inconstante y mis costillas,
aún protegen mis pulmones,
quedan mis inspiraciones,
y las palabras sencillas.

Un sin razón de razones,
este mar, que maravilla,
treinta hoy indiscreciones,
y una sola pesadilla.

PUPILA

De la esperanza nació un canto,
de ese canto un ojala,
del ojala un vidrio blanco,
y del vidrio un ya vendrás.

Viniste, hicimos ensayo,
de vivir en libertad,
nacimos sin más atajos,
queda la muerte, el final.

Aun no sé si quiero lazos,
mesa y casa, vino y pan.

Tu con tus pechos en llamas,
yo con mi caricia austral,
en tus piernas aun hay mieles,
que de mañana he de probar.

Estoy roto si no vienes,
de mi espina brota sal,
sal que es todo lo que tienes,
ten amiga soledad.

Sólo estoy si es lo que quieres,
quien conmigo quiera estar,
estoy sentado en mi patria,
patria que es mi humanidad.

Mi verdad mentira opaca,
hoy silencio espuma y mar,
el insensible va ciego,
sólo el mar me salva ya.

Como a tantos otros antes,
baldosas pues caminantes,
todos hemos de pisar,
cosechar entre las voces,
que siempre hemos de escuchar,
le tomo el gusto a esto de la vida,
la que no es ni será,
sistemáticamente triste.

Funciona sin prisa,
aun me marchan las palabras,
aun suspendo cada día,
y me levanto y me acuesto,
y conmigo siempre presto,
tu a mi lado siempre vas.

Conmigo pereza y risa,
quizá que somos inadvertidamente felices,
en días como hoy de fuego,
o como mañana grises,
quiero pues seguir viviendo,
disparar a “perdonazos”,
bienvenidas las más puras, las mestizas,
la rivalidad, los celos, tus abrazos.

Sigamos reponiendo lo poco que perdimos,
y aprovechando lo mucho que nos falta,
pupilas, lontananzas y el descaro,
de no saber muy bien porqué lo hicimos,
pupilas chiquititas, ojos vivos,
retazos de la brisa y de la calma.

“Dejadme este zumbido sedante de verano
y la ausencia tranquila de una siesta”

AMA-YA

Ya has hallado a quien amar,
ama ya no pierdas tiempo,
no es tu ama, ya vendrá,
ya llego Amaya lo siento,
puedo ya verla soñar,
mientras le acaricio el pelo
mientras hablas sin parar,
ya la amas sin remedio.

Lo que esto puede durar,
no lo sabe ni el más viejo,
pero te veo llegar,
con tu abrigo rojo al viento,
y ya no puedo parar,
ya no me importa el invierno,
pues nos que da “pa” cenar,
un plato lleno de sueños,
de verdades y de paz,
de ilusiones, de trayectos.

Hoy ya vamos a arrancar,
me miras, me das un beso,
el resto no importa ya,
nuestros besos son eternos.

“Ser es un fui, que un no soy yo, contempla”

UNA LIBERTAD (DESCUBRIR)

Una libertad me ha nacido de hojalata,

hecha de chapa barata,
de sentir que no es verdad,
que tengo páginas blancas,
de sentir la soledad,
repletas de cucarachas,
rellenas de no pensar,
de escribir sin decir nada,
de engatusar la verdad,
bolsillos de arena de playa,
repletos de conchas y sal,
un candelabro que en llamas,
hoy crepita, ¿libertad?;
me dice, de que me hablas,
si ya te has vuelto a quedar,
apalancado en la cama,
sentado sin hacer nada,
sólo escribir sin parar,
papeles llenos de algas;
soledad no es libertad,
libertad es que te aman,
y que sientes reventar,
los pulmones se secaran,
un problema, una señal,
piedra plana, desterrada,
sentimientos por fluir,
momentos de todo o nada,
y tu boca de carmín,
tus verdades perfiladas,
tus pupilas dilatadas,
borrachito estoy de ti.

Te escribo en esta mañana,
hoy supe que va a morir,
la desgana y la batalla,
aun nos queda decidir,
si acercarnos por las bravas,
coger guitarra y vivir.

Levantaste hoy cansada,
yo te llevo, si es por ti,
que estoy vivo, bella hada,
dulce Amaya, si es por ti,
que me enfrento, soy canalla,
tú lo sabes, es así.

Aun oigo el mar, me concentro,
y aun creo que sigo allí,
vuelo en el salón contento,
las palabras por venir,
la desazón es mi cuento,
cuanto canto conté aquí,
con pensamientos trabajo,
tu trabajo es decidir,
¿me caso con él, no me caso?
me quedo con él y ni caso,
el caso esta por abrir,
otro ocaso sin fracasos,
atascazo y asentir,
que son fuertes nuestros lazos,
gracias vida, estas aquí,
y hay más pasos, ¡descubrir!.

“Seguimos acomodados en irreales barandas, resistiendo la marea de aromas, somos boyas errantes en este Mediterráneo del 2010.”

CUANDO ESCRIBO

Cando escribo falta sitio,
para decir lo que quiero,
para expresarme en enteros,
si la esperanza es un hipo,
y no tengo voz, ni y hay frío,
un apetito agresivo,
por descubrir que estoy vivo.

Casi nunca algo construyo,
sólo barracas con puntos,
pero destierro el vacío,
y me siento un poco vivo,
con sentido, aun sin luto.

Cuando escribo, no estoy sólo,
y mi papel ya no es mío,
es tuyo, de él, de los otros,
y tuyo es lo que digo,
sea algo, mucho o poco,
te lo cedo arrepentido,
de no haber seguido roto
bracilargo, atardecido,
vencido, el pecho en letargo,
ficción en vaso hondo y muy largo,
seducción, olas, vahídos,
palabras raudas, palabras,
perdigonazo al vacío.

Cuando escribo abro la puerta,
y dentro todo ha cabido,
las esquelas y las metas,
creo haberlas recogido,
las muchachas con sus tretas,
los viajes, la luz, los libros,
los muñecos de madera,
los barcos, botella y vino,
los cigarros y las velas,
las bañeras y los mimos,
las guitarras y una hoguera,
el ver bien quien bien nos hizo,
los amigos en patera,
las retamas, cama y trino,
los rugidos de pantera,
y los cantos de los grillos,
los cuadros y las maneras
mis verdaderos motivos,
se los cuento si me dejan,
otro día se los digo.

“ Intento no llorar por lo que se acabó
y no parar de sonreír por lo que sucederá.”

SE PUNTUAL

Se puntual, llega a tiempo,
frase materna, sincera,
una verdad verdadera
y casi nunca mi cuento.

Aun puerto en plena amargura,
a una calle con dos besos,
a alas sabanas desnudas,
a las dudas y a los sueños.

Calada, vamos, premura,
lo juro, yo exhalo viento,
ideas de un tonto, miento,
cuaderno de tachaduras.

Otro, otro y otro intento,
de alcanzar por fin locura,
poema de desconcierto,
descontento, de amargura.

Te espero quieto, te espero,
camino de la espesura,
de un bosque e sentimientos,
algunas no tienen cura.

Lo siento amor, no lo siento,
intento palabras puras,
en lápiz para que el tiempo,
borre toda vestidura.

“Leer es como vivir, corre uno el peligro de llegar al fin y no enterarse.”

EL ABRAZO

El abrazo es la más verdadera de las cosas,
en colores blanco y negro,
son mil manojos de rosas,
corazón, cara y cerebro,
separados por personas,
y el abrazo fluorescente,
el paciente en un camino,
desde el pequeño, aparente
al del cariño sentido.

El del amor y la muerte,
con aquel desconocido,
estimula y enriquece,
nunca te des por vencido.

Abrazo, atrapo a la gente,
pedazo de inconsecuente,
amando, abrazo partido.

Abracemos a la suerte,
al valiente y al vencido,
creo haberte convencido,
que mi abrazo es cosa fuerte,
es un trofeo, un buen vino.

Haz tu abrazo diferente,
es vital, es divertido,
pura vida, dalo, vente.

ESDRUJULAS

Es cadavérico y casi ilógico,
ver este siglo tan catastrófico,
nada quimérico,
sitios inhóspitos,
nada es tan tácito,
ni tan equívoco,
como estos pálidos,
rostros ilícitos.

Mundo quimérico,
a veces sádico,
tan impertérrito,
como alocado.

Pongo el acento,
tan delicado,
en verso ingrávido,
e inesperado.

Vamos al huerto,
dicen al lado,
sólidos palpitos,
vaya fregado.

Es mi legado,
todo hipotético,
aun acerado,
nado en desierto,
contigo a salvo,
me quedo gélido,
día soledad,
todos a tiempo,
besos, te amo.

“Componme el corazón amigo faro que estoy perdido,
Ilumina mi legado. No entendí nunca la lucha, sino para que esta termine,
no entendí nunca el rigor, sino para que él, no exista.”

ESCRIBO

Escribo cara al sol por si despaldas,
me espera oscuridad ya prevenida,
la vida, tan liviana, es hoy mi vida,
y tengo la verdad muy pocas ganas.

Escribo en mi cuaderno día de historias,
batalla, apunto las efímeras victorias,
rebusco en el baúl de mi memoria,
y sólo encuentro poemas y algas,
nostalgia de Huatulco y de sus aguas,
de un místico paraje luz y sombras.

Camino entre las piedras, las gaviotas,
me miran sorprendidas por mis olas,
mi adiós, mi tal vez si,
mi voy por todas, y no encuentro mi sitio en esta noria.

Las olas me sacuden, las personas
la familia de Amaya Llamas Cánovas,
sotana, procesiones, son mis joyas,
mi plato para hoy, hoy son mis drogas,
dos chicas que pasean por la playa,
pasan y me saludan y es bastante,
el agua me salpica y adelante,
decide hoy la mirada y el talante,
periódicos antiguos, luz y arte.

HOLAS Y ADIOSES

Quisiera hoy apuntar final a un cuento,
cerrar, punto y final y se traspasa,
me alquilo, me vendí, perdí mi casa,
mi norte, mi nación y mis lamentos.

Pero no soy capaz, sigo escribiendo,
mis días, mis mañanas, las historias
reales o inventadas, son mis cosas,
las olas, los adioses, punto y coma.

Entonces hay palabras como fuertes,
y besos que te hacen creer en todo,
de nuevo enamorado, hoy en el lodo,
mecido por ideas, no por drogas.

Atrás dos caminantes, la mañana,
en la que miro atento aquellas boyas,
latiendo en mí coraza mil zozobras,
esperanza perdida o giratoria,
mi bolsa, un cigarro y la victoria,
pedazo de papel, razón, esposa,
gaviotas de oropel, ríos de rosas,
es fácil de tener tu voz en gloria.

Y no hay significado, ni enseñanza,
en cada página puse mi alma,
tablas y clavos siembran mi esperanza,
que sigue siendo pálida, ojerosa,
fantasma, sentir la calma.

Hay montones de frío acumulados,
y lazos con que asirse a las personas,
hay soles soleados y nevados,
remos multicolor entre mis cosas.

SEGUNDO INTENTO

Y lo intento, no me duermo,
poema rasgado de amores,
acabe escribiendo versos,
repletitos de intenciones,
cantos de pájaros nuevos,
trinos de soles en llamas,
te levantas: ¡es temprano!
me dices desesperada,
te digo el viaje no espera,
y aya casi es la mañana,
los pájaros ya gorjean,
se me salen las palabras,
los chavales aun de fiesta,
cantan por calles cercanas,
borrachos de vida y letras,
de amores, del día de mañana.

Poco sabrán del lugar,
donde yo empecé a vivir,
ciudad universitaria,
llena de vida y de sueños,
Villaviciosa es mi pueblo,
de acogidas y de encuentros,
de peleas y de marras,
donde escribí como preso,
rompí cadenas y en cenas,
allí aprendí que las letras,
lo son todo, a veces nada,
escribo como un poseso,
como un perro que ladrará,
junto palabras y escucho,
escribo de lo que tengo,
que no es mucho y hoy lo es todo,
Cantabria, castillo y crucero,
playa, cigarrito y que te quiero,
que lo se te desespero,
cundo me levanto inmerso,
y me salen tres poemas,
de tinta desestampada,
de repente pienso en verso,
y no hay como detenerse,
un poema pare un cuento,
y el sol sale de repente,
aunque no todas las veces,
empiece como hoy contento,
y brindo por la ventana,

Epílogo:
Y en el horizonte el cielo,
el mar untos, el egeo,
si el capitán lo permite,
y tú das consentimiento,
tu serás hoy mi sirena,
mi pan, tu cara y tu cuerpo,
te prometo primavera,
eterna, grácil, de fuego,
problemas habrá problemas,
¿serán nuestros hijos presos?
soldados del alborada,
tu me amas, yo te espero.

POR ENTONCES ( O TRABAS)

Por entonces, por esos días,
contaba yo la creencia,
historia que aún no era ciencia
de que había otro trabajo,
que no fuera hacer poemas,
ir a castillos de arena,
en Cantabria, aquí en la patria.

Entonces yo escaseaba,
de intenciones, cosas sanas,
te quería en primavera,
en invierno deseaba.

Hace calor, día de falda
recogiendo bañadores
siempre hago mi maleta,
junto a la tuya ya quiera,
mis malditas intenciones.

Trabajar no es el problema,
yo prefiero hacer canciones,
versos algo majaretas
¡poeta, al fin soy poeta!

No entiendo de casi nada
y no sé si eso hoy es mucho
o que cuerdo a veces lucho,
por retener mis palabras,
toso y fumo y aún persigo
hoy a tientas arrastradas,
voz pastosa, ron y rosas,
aguafuerte en aguas bravas,
bendita seas la muerte
¡que descanso y que de ganas!.

DOS COPAS SOBRE LA ALFOMBRA

Dos copas sobre la alfombra
y en el cuadrito jirafas,
un libro de Gerald Brenam,
creo que al sur de Granada,
y hasta que tú estés despierta,
Neruda, cigarro y calma.

Donde intenta uno enfrentarse
al claro oscuro de un alma,
pequeña y atenazada
y si levanto mirada,

Si me atrevo a alzar la vista
veo 21 poemas, hechos de amor
fieras garras,
hoy no hay “surfers” en la arena,
llueve y preciosa la playa,
de los locos, Suances, España,

Preparando el abordaje,
de un barco de la esperanza,
que parte de hoy en 7 días,
permitan pues que me ría,
de mi arte esta jornada,

Otro intento está acabado,
poema de otras dos páginas,
oigo tus pasos y lento,
me dirijo a nuestra cama,
sorteo tu ropa interior,
que ayer dejamos tirada
te amo cielo, te amo,
gracias por tu amor mil gracias.

Muero un poco en cada línea,
y de mis padres nací,
me hice de aquí y de allí,
en mi hay níquel y oropel,
y un suave pecho latiendo,
ser humano que fingiendo,
murió igual que murió ayer.

Volveré a habitar inviernos,
primaveras apagadas,
pero sé no será eterno,
mi verano y tan siquiera,
podrá mi fiel primavera
soportar tanto descenso,

Tanto sube y baja enfermo,
caballito con tres patas,
si no estás como me siento,
si lloras desangelada,
hoy me ha atrapado un lamento,
lleno de risas, de lágrimas.

Colores son de estación,
primaveral, de escalera,
peldaños de un arco-iris,
de luz y lluvia cuadrada,
horizontal, fantasiosa,

Puedo ver hoy tantas cosas,
entre tus manos, las mías,
mil comas, cien poesías,
con tu pijama graciosa,
hamaco mi voz cansada,
adoro hasta tus manías,
de entre los días, tus días,
tu carita recién lavada,
festivo días de flores,
de feliz preparativos.

LO-CURA

Volverán las letras frescas,
aquellas tan olvidadas,
las palabras como puentes,
como anillos con bisagras,
encendidos aguafuertes,
no despejo hoy aquí nada;
ni mis dudas, ni la muerte,
ni ese temido mañana.

Hoy hay calor de repente,,
se volvieron intrincadas,
arcoiris de macetas,
dormido mi ángel y hada,
volvieron al fin las ganas,
destreza, trabajo y suerte.

Enfermó mi mano sana,
de tanto teñir mi frente,
mis ideas gris, sin nada
las rimas hoy decadentes,
mañana saldrá de esta noche,
llegarás bola dorada,
y el silencio de las gentes,
te hallarán iluminada.

La calle, el charco, la fuente,
dolor, pobreza indecente,
resplandor de la mañana,
cansado seguro me encuentras,
medio dormido, agotado,
con ideas romboidales,
caballo alado, unicornio,
atado y con banderillas,
con el blanco lomo rojo,
de sangre sudor y astillas.

Sentimientos desgastados,
llevo hoy entre costillas,
líquidas rosas regalo,
no son nada, seca arcilla,
llanto que al caer se escucha,
en mi ventana florida.

No es fácil encender el aparato,
la vida se pasa a ratos,
entre película y programa,
quizá mañana en el mar,
se te ilumine la vista,
y la voz no tenga aristas,
te entren ganas de volar.

Quizá mañana en el mar,
la vida sea al fin distinta,
hoy ya empecé a navegar,
entre las olas de tinta,
sin saber que va a salir,
poema que empieza a abrir
y sale una calabaza
naranja, dura, redonda,
vistoso y sin pretensiones;
te cambio mil y un renglones,
por la brizna de esperanza,
mis facturas por los dones,
la hipoteca por canciones,
ser feliz con lo que caiga.

Un prado sembrado de razones,
tres hijos, un perro y una casa,
dos hermanos, cinco vidas, mi familia,
cada una en su universo, sus problemas.

Paro ya de contarles hoy no hay penas,
a tu lado 48 meses juntos,
hoy los brindo, los disfruto, los consumo,
anhelo al menos saber, si te echaría de menos,
si tus besos son tan buenos,
como saben, fruta y miel.

Libertad, cien días buenos,
seguidos de desenfreno,
de purito anochecer,
que silencio el mundo entero,
soledad plato a placer,
casado hoy en nuevo reino,
creído de poco hacer.

Tonto que aún no se da cuenta,
de lo que aún puede perder,
de lo bello que rodea,
cada esquina de mi ser.

Sé que te amo a mi manera,
a tus maneras también,
sé que escribo como escupo,
que algo escucho y que en resumen,
tipo vago al parecer.

Poco a poco más maduro,
a tu lado he de creer,
que esta vida es hoy posible,
mañana quien sabe, quien.

Me quedo con verte moverte,
con tus maneras de ser,
con tu sana risa fuerte,
tu nobleza y tu dulzura.
amor tu eres la cura,
de este loco padecer,
la cura de mi locura,
sano rojo amanecer.

A Amaya siempre.

Alejandro Bravo Bernal.
12-Junio-2010

“Quiero rendir un tributo especial a mi madre, quien como un Noé cariñoso, entusiasta y comprensivo, ha guiado hábilmente este navío, lleno de extraña prole, por los tempestuosos mares de la vida.”

CUANDO

Cuando el cigarro se apague,
o la luz, la vela o lo hagan las ganas,
y los duendes abandonen tu ventana,
me descolgaré por mi chimenea inventada,
y volveré a empezar al fin el juego;
verano y navidad, vendrán de nuevo
y el mundo todo nuevo, todo bueno.

Dos razones hoy las tengo,
cuando el miedo es algo muerto,
cuando el hierro, ya está ardiendo
y la música en su pueblo,
la campana va tañendo,
y ya es martes por la tarde,
se me está pasando el hambre
y eso es todo lo que llevo,
dos poesías compadre,
siempre tu amor y recuerdos.

Son los días cuando puedo,
evitar males, remedios
salvedad de confesiones,
les regalo mis momentos,
guárdenlos en sus cajones,
pues son todo cuanto espero.

“Escribir es bueno, pensar es mejor. La inteligencia es buena, la paciencia es mejor”

QUISIERA

Hoy quisiera preguntarles,
si aún existe la esperanza
o saber a donde vive
el sentir que viene y viaja.

Ya van años escribiendo,
para el polvo y para nada,
estas letras y palabras,
que ya nadie, nadie canta.

Y mientras pienso otras cosas,
sigue creciendo el desierto,
con olas que van y abrasan
con paraísos a lo lejos.

Alucinaciones que pasan,
con ciudades de misterio,
que se levantan de arena,
aunque antes o después caigan
y se conviertan en playas,
ya que el tiempo debería hacer justicia
y ensanchar el mar.

Seguiremos inventando emociones,
si la realidad dice que faltan.

“ La palabra poética es un sinsentido;
pero ahí radica su potencia, su extensión, su diferencia”.

LINDEZAS

Creímos que todo estaba,
Roto, perdido, manchado,
Pero dentro sonreía,
Lo verdadero esperando.

Si los rayos son heridas de sol
Y las gotas, sangre del mar,
Da igual en cualquier lugar,
Plantaré mi corazón.

NACHO

N adie es mejor más cercano
A pesar de la distancia
C uentas con mi confianza,
H ieres y curas, me alcanzas
O rgullo por ser tu hermano.

JORGE

J uventud en sus entrañas
O tal vez ideas claras,
R isas sinceras, miradas,
G estos seguros, doy gracias
E res gran parte de mi alma.

LECCIONES

Tenemos hoy que aprender,
lección de una vez por todas,
saber ganar y perder,
y el período entre victorias.

EL MAR ( Eso que suena…..va y ven…)

Todo el que se sienta o yace frente al mar en una playa desierta, tiene una razón y mil preguntas, busca la tranquilidad y la inmensidad que divisa, intenta serenarse bajo la excusa de tomar el sol, estas personas están de Septiembre a Mayo; luego en los meses de Junio, Julio y Agosto, llegan otras, que a veces no piensan nada. Toda persona que encontré en estos meses, en estos años de vida, tenían una lucha, una crisis existencial. Algunos estaban en derrota, alguno en doma.

Yo busqué serenidad, tranquilidad, volver a los orígenes de la vida, cada vez que me acerqué al mar, al río o al bosque, al desierto o al glaciar, al amigo y al extraño; al extranjero o al cotidiano vecino o familiar.

Quizá intenté durante algunos años encontrar el sentido de la vida, actualmente sólo hago una cosa, soy mucho más modesto; simplemente la vivo.

Ahora me acerco y converso con cada mujer como si la conociera, devoro cada rayo de sol como si fuera el último, recibo cada día y más hoy con un, ¡Si, quiero! y abro los ojos cada día como si me interesara despertarme. No me entiendan mal, me gusta la vida, en general me resulta brillante y desconcertante, será que aún me asombro de todo, una planta y una palabra, una caricia. Sigo recogiendo piedras y palos, ya tengo suficientes para apuntalar mis ruinas, incluso para construir algo bueno contigo, mantengo un gajo de mi corazón a salvo. Es quizá el último, que he puesto desde hace algún tiempo a buen recaudo Amaya entre tus manos.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.