nav-left cat-right
cat-right

Le contare a la noche.

Le contare a la noche.

Le contare a la noche triste mis pesares
y al dulce amanecer otras cosas de mi vida.
Y si me mientes ya no habrá una despedida
entonces se hará muy difícil nuestra triste despedida.

Dejara de ser muy poco distinguida,
no habrá ya… ni un abrazo,
y si lo hubiese, dolería… como un sencillo arañazo,
quizás hasta podría decir, seria un aguijonazo.

Fría esta la noche, mujer no reniegues; ni reproches
tu tierra esta abandonada, tu cabeza abochornada.
La afectividad se ha marchado a otros rumbos, a otros lados,
y se que te sentirás por un tiempo abandonada.

Por eso como una maldita mentira que se vayan mis recuerdos
que se pierdan en el viento que llega silbando miedos.
Cuando deje de silbar, quizás entonces renazca el tiempo
para amarnos nuevamente lo haremos entonces, intensamente sin miedos.

Almatriste
7/27/2014
Derechos de autora
reservados.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.