nav-left cat-right
cat-right

LA PALABRA

La encontré desnuda en la soledad del burdel
violada, ultrajada en su ser de paloma
arrimó silencios a las horas oscuras
y lloró en mi almohada
sucia de besos, herida en el alma
rotas sus alas su negra desgracia
la sombra del agua llovió en la memoria
su pena cansada.
La encontré desnuda sin una metáfora
desprovista de todo encontré la palabra
sespués de asilarme
en sus ojos sin brillo, en su dulce mirada
en el canto profundo que brota del alma
en la espuma que trae el mar a la playa
en los vientos alicios que soplan sin calma
en los ríos de sangre, en los ríos de agua
en las noches de luna allá en la montaña
en las piedras que sufren de olvido y distancia,
en ellas y en todo encontré la palabra.
Por las calles sin lumbre, donde el sol ya no pasa
nos fuimos amando, ardiendo en la fragua
ebrios de besos, locos de ansias
su cuerpo el deseo en mi mano tembraba
nos fuimos amando
nos fuimos quitando las prendas del alma
tú, la hembra de fuego, la ardiente palabra
yo el triste sujeto de la página blanca.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.